En el discurso de apertura del evento conmemorativo del 25 aniversario de Fedit celebrado el pasado 20 de octubre, su Presidente, Carlos Calvo, realizó un llamamiento al reconocimiento definitivo del colectivo de Centros Tecnológicos tras la constatación oficial de sus resultados e impacto en los indicadores económicos de nuestro país: “25 años después del nacimiento de la Federación y de muchos de los Centros Tecnológicos que la integran, podemos afirmar con orgullo que constituye la principal red de innovación tecnológica de nuestro país, y que los Centros Tecnológicos de España conforman el subsistema más eficiente del Sistema Nacional de I+D+I”.

En un ejercicio reflexivo, Calvo se preguntaba “¿por qué nuestra presencia en el debate público no se corresponde con el desempeño e impacto que tenemos en el sistema económico y de I+D?” Y es que los Centros Tecnológicos venimos asistiendo desde hace años de una polarización en el discurso público de la I+D+I que desdibuja de forma sistemática la figura de los Centros Tecnológicos. “Se habla de Ciencia y Empresa, de investigación científica y empresa, de universidad y empresa… siendo la presencia de los Centros Tecnológicos testimonial incluso cuando es la transferencia de conocimiento, la investigación aplicada o la innovación tecnológica sus actividades estructurantes” afirmó el Presidente.

Esta disfunción se entiende poco cuando precisamente el impacto y desempeño real de los Centros Tecnológicos contrasta con los resultados de otros agentes del Sistema Nacional de I+D+I, cuando sus recursos son notablemente inferiores: menos de una sexta parte del sistema universitario, y la mitad del conjunto de los OPIs. Así, “las empresas españolas contratan más investigación y desarrollo a los Centros que al conjunto del Sistema Universitario español y de Organismos Públicos de Investigación. O lo que es lo mismo, “los Centros Tecnológicos trabajamos en la tracción y ejecución de la I+D+ privada del país con una eficiencia de 7 a 1 con respecto a Universidades y 8 a 1 con respecto a OPIS, en un ámbito que reconocemos como mal endémico y estructural del país desde hace décadas”.

Los mayores retornos por investigadorEn los fondos de I+D más competitivos del mundo, Programa Marco, H2020, Horizon Europe ahora, “los Centros lideramos por investigador los fondos captados para Investigación y Desarrollo en áreas tan importantes como la Energía, el Transporte, el Medioambiente, la Biotecnología o la Fabricación avanzada entre otros, el retorno conseguido por investigador es 3 veces más que el de las universidades y 2 que el conjunto de los OPIS” afirmó el Presidente.

Lo que estos datos, la realidad refleja, a juicio de Calvo, “es que los Centros somos los protagonistas en España de la transformación de conocimiento en valor de mercado en competitividad de tejido productivo y no hacen sino confirmar la necesaria colaboración y cooperación entre diferentes agentes del sistema: no hay Centro Tecnológico en España que no trabaje y colabore con OPIs y Universidades, pero es necesario reconocer y visibilizar de forma definitiva el espacio que los Centros Tecnológicos tienen en el funcionamiento del Sistema, corregir el relato público y poder tener una visión completa y realista de la que partir a la hora de adoptar decisiones más adecuadas”.

El “torrente sanguíneo” de la actividad innovadora de las empresas
El trabajo de forma anual de los Centros con 20.000 empresas, mayoritariamente Pymes, demuestran una capilaridad que no tiene comparación en España, siendo el “torrente sanguíneo” de la actividad económica según el Presidente. El nuevo ciclo tecnológico, los Fondos Europeos de Recuperación orientados esencialmente a Pymes, la transformación verde, la economía del conocimiento, la digitalización, la sostenibilidad, la robótica o la  Inteligencia Artificial, son “ámbitos todos ellos en los que trabajamos día a día con empresas y organizaciones” y si se trata de fortalecer y sacar el máximo rendimiento a las capacidades del subsistema de Ciencia-Tecnología-Industria para que sea más eficiente, más operativizable y más en contacto con las necesidades tecnológicas de las empresas, “el Gobierno de España tiene a su disposición una red de Centros Tecnológicos cohesionada, eficaz y competitiva, que aprovechar”, decretó Calvo.

El presidente de Fedit quiso finalizar su intervención agradeciendo a las más de 8.000 personas que trabajan en los Centros Tecnológicos en España: “vuestro talento, compromiso y dedicación han hecho posible que los Centros hayamos crecido durante los últimos años de forma ininterrumpida en actividad, capacidades y servicios, incluyendo periodos de crisis que todos reconocemos, no siempre en el marco de las políticas más propicias, ni con el apoyo necesario”. Y concluyó “no es fácil trabajar en un Centro Tecnológico… Sentíos orgullosos, porque sois probablemente el colectivo más preparado para los retos que tendremos que afrontar como sociedad y, por tanto, una de las principales fuerzas llamada a contribuir de manera decisiva a ganar el futuro de nuestro país”.