El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este jueves el Plan de choque por la Ciencia y la Innovación en el Palacio de la Moncloa ante los principales actores implicados en el sistema nacional de ciencia e innovación, entre los que se encontraba la Federación Española de Centros Tecnológicos, representado por su director, Áureo Díaz-Carrasco. El plan, según fuentes del gobierno, “coloca la ciencia, la I+D+I y el talento en el centro de la estrategia de la recuperación tras una década de recortes y ausencia de reformas”.  El plan incluye 17 medidas con inversiones por importe de 1.056 millones de euros, de los que 396,1 millones se movilizan este año y el resto, en 2021. El presupuesto se va a canalizar a través de ayudas directas al sistema de ciencia e innovación, tanto a las instituciones científicas como a la I+D+I de sectores empresariales estratégicos. A esta inversión hay que sumar 508 millones de euros en préstamos en condiciones ventajosas a empresas innovadoras, a partir de los nuevos instrumentos de promoción de la I+D+I privada.

Valoraciones de Fedit

Pedro Sánchez en la presentación del Plan

Las primeras valoraciones de los responsables de Fedit son positivas al comprobar que uno de los tres ejes de este plan sea la apuesta por la I+D empresarial, si bien “esperábamos una mayor inversión de fondos adicionales en 2020, que es cuando los Centros Tecnológicos y otros agentes de innovación del sector privado vamos a tener mayores problemas de continuidad de los proyectos o de liquidez, dada la actual situación que estaos viviendo con la pandemia” afirma Díaz-Carrasco.

Los responsables de Fedit afirman que esperaban una apuesta por la tecnología y la innovación mucho más fuerte de lo que se aborda en este plan. El eje de impulso a la I+D empresarial tiene 317M€ de los 1.056M€ movilizados pero la gran mayoría de esos fondos no estarán disponibles hasta 2021, y en principio estarán pendientes de que haya nuevos Presupuestos Generales del Estado. Para 2020 sólo se movilizan 62M€ en este eje de apoyo a la empresa, y en sectores muy concretos (automoción y aeronáutico), dejando la gran mayoría de los fondos para 2020 destinados al sector público.

Para Fedit, el hecho de que CDTI disponga de 115M€ nuevos en subvenciones (para 2021) y la medida número 17, que dispondrá de 52M€ para compra pública pre-comercial y que “promoverá la compra de prototipos a entidades y centros de investigación y tecnología que quieran desarrollar startups o que planteen la colaboración con una empresa con capacidad tecnológica para industrializar y comercializar ese conocimiento”, es algo positivo.

Los tres pilares en los que se basa el Plan son:

  • Innovación e investigación en salud para fortalecer el sistema de investigación biosanitaria y que incluirá una movilización de recursos a favor del Instituto Carlos III y el compromiso de alcanzar una reforma de la Ley de Investigación Biosanitaria, para impulsar la carrera profesional de investigadores biomédico. 215,9 millones.
  • Transformación del sistema de ciencia y atracción de talento. Con el objetivo de resolver cuanto antes “las deficiencias endémicas del sistema de ciencia español”. En este pilar se incluirá la renovación de la Ley de Ciencia para dotar de estabilidad la carrera profesional de todos los científicos y dotar de más fondos los principales instrumentos de financiación de la ciencia. 523,5 millones.
  • Impulso I+D+i empresarial y la ciencia. Necesidad de impulsar los resultados de la ciencia para su desarrollo más allá del laboratorio a través del “refuerzo de las bases del tejido productivo impulsando la transferencia de conocimiento”.   317 millones y otros 508 millones en préstamos a empresas.

Más información aquí.