El Instituto Tecnológico de Galicia (ITG), Centro integrado en Fedit, está desarrollando una herramienta para la recarga de vehículos eléctricos en postes alimentados con paneles solares. Este desarrollo se enmarca en el proyecto T2UES, Transporte Turístico Urbano Eléctrico Sostenible, que tiene como objetivo crear vehículos de propulsión eléctrica a bajo coste para facilitar la movilidad sostenible y limpia en las zonas turísticas de Huelva y el Algarve portugués.

El consorcio T2UES desarrolla vehículos muy ligeros, de reducidas dimensiones y propulsión eléctrica a muy bajo coste, con baterías adaptadas a los trayectos más habituales desde núcleos urbanos y hoteles hasta las playas (y viceversa). Estos vehículos se surtirían en una red de puntos de recarga basados en fuentes de energía renovable, como la eólica y la solar.

ITG aporta su tecnología e I+D para esas infraestructuras. La arquitectura de software de recarga que está desarrollando el centro tecnológico estará constituida por un sistema de comunicaciones, que captará información del sistema de control energético y del vehículo eléctrico, y una plataforma IoT, receptora de esta información en tiempo real, que almacenará y mostrará la información, siendo compatible con sistemas desarrollados por terceros.

Liderado por la Universidad de Huelva y cofinanciado con fondos FEDER Interreg España-Portugal, ITG es la única entidad gallega de este consorcio en el que también participan la Universidad de Sevilla, INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), la Agencia Andaluza de la Energía, Scoobic, la Universidade do Algarve, la empresa Agilia Center y la Agência Regional de Energia e Ambiente do Algarve.

Una solución para una movilidad ágil y limpia en zonas turísticas
T2UES favorecerá la movilidad en la Costa de Huelva y el Algarve portugués mediante una energía limpia, especialmente en la época estival, cuando las localidades ubicadas en estas zonas llegan a cuadruplicar o quintuplicar su población estable. Una iniciativa que promueve la creación de un ecosistema de transporte intraurbano ecológico, ligero y ágil con vehículos de reducidas dimensiones y una autonomía suficiente pequeños trayectos pensados para uso turístico (de los núcleos urbanos y hoteles hasta las playas y viceversa).

Los primeros vehículos adaptados y el primer punto de recarga se prevé que estén listos para su puesta en marcha en 2020 en la Costa de la Luz y el Algarve, dos destinos turísticos de primera magnitud que, en 2018, registraron más de 24 millones de pernoctaciones hoteleras.