La seguridad de la información y la protección de datos son dos de los motivos principales por los que el sector sanitario se cuestiona la adopción de nuevas tecnologías en la nube. El proyecto Higea, desarrollado conjuntamente por la consultora Coremain y Gradiant (Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Galicia) nace con el objetivo de crear una aplicación en la nube orientada a la gestión de la información de valoración de paciente que almacene los datos de forma segura.

Esta aplicación cuenta con el respaldo del Ministerio de Economía y Competitividad que ha concedido recientemente una ayuda económica, bajo el subprograma INNPACTO.
 
Con este proyecto, ambas compañías hacen una clara apuesta por la innovación para contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario, consiguiendo no sólo una mejora en la atención al paciente sino una mayor eficiencia en los costes de los servicios y los accesos a las aplicaciones, sin necesidad de tenerlas alojadas en las infraestructuras del propio centro sanitario.
 
El proyecto Higea, que  seguirá el modelo SaaS (Software as a Service) de manera que el cliente podrá hacer uso de las aplicaciones que contrate con el proveedor, cumplirá una serie de objetivos tecnológicos como son el almacenamiento cifrado y seguro de los datos sanitarios,  integrando de forma escalable bases de datos relacionales y no relacionales, y un eficiente procesado y acceso a los mismos, gracias a la utilización de cachés (locales y en la nube) y al sistema de gestión de las bases de datos, respectivamente.
 
Una vez alcanzados estos objetivos, se dispondrá de una arquitectura que permitirá aprovechar las ventajas del Cloud Computing para ejecutar aplicaciones hospitalarias como software como servicio. Los dispositivos de acceso emplearán únicamente navegadores y estándares Web, y por tanto la solución planteada será eficiente e independiente de la plataforma.
 
En el contexto actual, el modelo de provisión de servicios Cloud es cada vez más atractivo, ya que permite realizar considerables ahorros en infraestructura y almacenamiento, así como mejoras en la calidad del servicio.
 
Posiblemente entre las ventajas más atractivas está el “pago por uso”. De esta manera, los costes fijos en tecnología de cualquier organización sanitaria pueden convertirse en variables, destinando el ahorro que de ello se deriva a otras unidades en las que sea necesario realizar una mayor inversión u otras áreas como la investigación.
El modelo también permite un considerable ahorro de tiempo, ya que las posibles horas dedicadas a mantenimiento y atención a usuarios se convierten en tiempo destinado a las áreas de competencia sanitaria, incrementando el valor de la entidad en términos de productividad.
 
Por otra parte, el alto grado de adaptabilidad, flexibilidad y escalabilidad que ofrece un modelo de Cloud Computing facilita, además, que se democraticen las nuevas tecnologías, permitiendo que los centros que no cuentan con un gran tamaño puedan beneficiarse de las mismas soluciones tecnológicas que los de mayor tamaño.
 
Así, Cloud Computing puede configurarse como un modelo tecnológico útil en las organizaciones sanitarias a corto plazo. El foco debe estar en comprender como “la nube” puede integrarse con las infraestructuras existentes, como un elemento más, y en cómo superar las dudas y preocupaciones de profesionales y responsables sanitarios sobre su aplicabilidad en éste ámbito.
 
El proyecto Higea tiene por delante un importante reto: convencer a los gestores tecnológicos de las sanidad española de la idoneidad del Cloud, por lo que deberá exponer con claridad las soluciones a los puntos débiles que se plantean a la hora de incorporar esta tecnología al ámbito sanitario, como son la seguridad, la fiabilidad y la localización de la información.
 
Coremain:
Coremain tiene una trayectoria de 22 años en los que ha evolucionado hasta convertirse en una de las primeras consultoras españolas en TI, basando su éxito en el equipo humano que la integra.
La compañía se preocupa por ofrecer conocimiento especializado y por ello invierte todos los años en mejorar sus servicios con certificaciones empresariales y técnicas de primer nivel, entre las que destacan: la ISO 14001, ISO 9001, ISO 27001, ISO 20000-1. A ellas se añade la obtención del nivel 3 CMMI con el que tienen certificados todos sus procesos de desarrollo de software.
Con el objetivo de crecer fuera de Galicia en mercados mayores, la compañía ha elevado el target de  clientes, incorporando compañías nacionales e internacionales en las que ya ha conseguido realizar proyectos relevantes.
La reciente incorporación de Luis Sestelo, como director general de Coremain, ha puesto de manifiesto un marcado giro hacia la generación de valor a los clientes y la innovación.
Coremain reforzará su papel de tractor de grandes proyectos colaborativos con otras empresas, centros tecnológicos o grupos de investigación universitarios. El proyecto que desarrolla con Gradiant es un ejemplo de ello.
 
Gradiant:
El Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia (Galician Research and Development Center in Advanced Telecomunications) se conforma a partir de un patronato que agrupa a representantes del sector público (Consellería de Economía e Industria y la Agencia Galega de Innovación de la Xunta de Galicia), las tres universidades gallegas (Vigo, Santiago y A Coruña) y diez compañías de referencia en el sector de las Telecomunicaciones como son Arteixo Telecom, Egatel,, Indra, R, Telefónica, Televés, Vodafone y la asocación empresarial Ineo, que agrupa a más de 80 empresas del sector TIC gallego.
Gradiant es una fundación privada, sin ánimo de lucro, establecida en diciembre de 2007 y nacida con el objetivo de alinear la I+D+i universitaria con las demandas empresariales. Desempeña un papel fundamental en la generación y transferencia de conocimiento en tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) hacia las empresas. El Centro tiene además un compromiso con la calidad que ha propiciado que obtenga la certificación de Gestión de Calidad UNE-EN ISO 90001:2008 y la de Sistemas de Gestión de Proyectos de I+D+i UNE 166002. Ambas acreditan y garantizan la máxima calidad en la gestión de todos los procesos y proyectos que se llevan a cabo.