Gracias a la investigación de Juan Ramón Troncoso y en estrecha colaboración con Gradiant Centro Fedit se solicitaron ocho patentes internacionales. La tesis proporciona un nivel de seguridad inalcanzable hasta el momento en escenarios como el procesado en la nube.

La tesis presentada por Juan Ramón Troncoso representa un “avance considerable en el procesado cifrado de señales”. Así lo determinó el jurado de expertos de Italia, Austria y Estados Unidos encargado de valorar su trabajo, fruto del cual fueron solicitadas ocho patentes internacionales en colaboración con empresas como Philips Research Europe y gracias a la apuesta por la transferencia de Gradiant (Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia).  Los avances de Troncoso para asegurar la privacidad en el procesado de señales cifradas son aplicables a campos como la autenticación biométrica de caras o iris o la biomedicina, proporcionando un análisis seguro de secuencias de ADN.
Los resultados de la tesis del investigador del Grupo de Procesado de la Señal en Comunicaciones aportan, como él explica, “soluciones a nivel teórico y práctico para el procesado seguro de estas señales en entornos no confiables mientras se encuentran cifradas, permitiendo proporcionar un nivel de seguridad inalcanzable hasta ahora en escenarios tan extendidos como el procesado en la nube”.
Un hito para el campo de la biomedicina
Las aplicaciones de esta tesis son múltiples y están orientadas tanto a la autenticación biométrica segura, como al filtrado adaptativo seguro de señales sensibles o el procesado de señales en la nube.
Pero uno de los campos de aplicación más delicados es la biomedicina, más en concreto, el análisis seguro de secuencias de ADN en la búsqueda de enfermedades genéticas. Según explica Troncoso, “desde el punto de vista de la privacidad, el ADN es la señal más sensible que se puede extraer de un individuo, por lo que uno de los objetivos de la tesis es proporcionar una solución que garantice la privacidad en este escenario”. Esta solución se basa en tecnologías de procesado cifrado que consiguen que las cadenas de ADN de los pacientes no se tengan que proporcionar “en claro al sistema de detección, posibilitando un análisis genético efectivo, eficiente y totalmente privado”.
Este sistema sirve también para asegurar la privacidad de resonancias magnéticas, electroencefalogramas o electrocardiogramas y, en el campo de la biometría, de caras, huellas dactilares o iris.
 
Ocho patentes internacionales
El tribunal de la tesis, compuesto por expertos internacionales en los campos de procesado de la señal, criptografía y protocolos seguros, destacó el trabajo realizado como un “avance considerable” en el procesado cifrado de señales, no solo desde el punto de vista de investigación, “reflejado en numerosas publicaciones en revistas y congresos científicos internacionales”. Los miembros del jurado destacaron también el valor de las ocho patentes internacionales solicitadas.