“FEDIT nos ha acompañado en este proceso desde el primer momento, y quiero aprovechar para destacar la profesionalidad y magnífico hacer de todos los miembros del equipo. La función de colaboración, soporte y defensa de los Centros Tecnológicos que realiza FEDIT ya desde hace años merece destacarse de forma especial. Una labor no exenta de dificultades y que probablemente no esté recibiendo el suficiente reconocimiento que merece. Yo sólo puedo tener palabras de agradecimiento y de ánimo para la Federación”.

¿Cuál ha sido el proceso que habéis seguido para conseguirlo?
Ha sido un proceso que se gesta años atrás, al amparo de nuestro IV Plan Estratégico, en el que trazamos el objetivo de incrementar progresivamente las capacidades científicas y tecnológicas del Centro con el fin de prestar un servicio de cada vez mayor valor añadido a nuestros clientes y colaboradores. Una mayor especialización en nuestra actividad, el acierto en las líneas estratégicas desarrolladas, y una combinación de potenciación de las capacidades internas con un enfoque a mercado intensivo han sido las principales claves para este pequeño gran paso de ITG.
¿Qué va a suponer para ITG formar parte del Registro de Centros Tecnológicos?
Pues claramente supone un reconocimiento del trabajo realizado en los últimos años, que es resultado del esfuerzo, compromiso y profesionalidad de todos los compañeros que forman parte de la plantilla del Centro. Un esfuerzo y compromiso que adquiere, si cabe, mayor relevancia  en este contexto de crisis en el que nos encontramos, en el que la contracción de los esfuerzos públicos y privados en inversión en I+D+i es manifiesta, y en el que crecer y perseguir la excelencia resulta ciertamente más complicado.
Desde otra perspectiva, también supone un incentivo para seguir trabajando con más esfuerzo e ilusión, si cabe, y que refuerza nuestra sensación de ir por el buen camino: apostar por actividades de alto contenido tecnológico e innovador como vía principal para contribuir al desarrollo  de nuestro entorno y de la sociedad en general. Quien obvie la importancia y capacidad de tracción de los Centros Tecnológicos para ganar competitividad y salir de la crisis cometerá un grave error.
¿Qué papel crees que ha podido jugar la pertenencia de ITG a Fedit para alcanzar este importante objetivo?
El apoyo recibido ha sido de la mayor importancia para que este reconocimiento nos haya llegado en este momento. FEDIT nos ha acompañado en este proceso desde el primer momento, y quiero aprovechar para destacar la profesionalidad y magnífico hacer de todos los miembros del equipo. La función de colaboración, soporte y defensa de los Centros Tecnológicos que realiza FEDIT ya desde hace años merece destacarse de forma especial. Una labor no exenta de dificultades y que probablemente no esté recibiendo el suficiente reconocimiento que merece. Yo sólo puedo tener palabras de agradecimiento y de ánimo para la Federación.
¿Se abre una nueva etapa para vuestro Centro Tecnológico a partir de ahora? ¿cuáles son los retos de ITG para el futuro?
Nuestros desafíos, en estos momentos, seguramente no sean muy distintos a los del resto de Centros y del tejido productivo del país. Dado que atesoramos buena parte del conocimiento tecnológico de nuestra sociedad, y dado que nuestro papel no es otro que contribuir a la competitividad de las empresas, debemos perseguir  una mayor excelencia tecnológica, mejorar nuestra eficiencia interna, y mantener una radical orientación al mercado, todo ello sin perder de vista los cada vez más necesarios y complejos procesos de internacionalización.