Por Jesús Hernández
Consultor en AIN (Asociación de la Industria Navarra)

Navarra, en 2009, tenía el honor de ostentar la primera posición en inversión con respecto al PIB. A pesar de que el apoyo a la innovación haya experimentado un retroceso del 5,80%, en estos momentos, sigue manteniéndose todavía entre las tres primeras autonomías lo que supone que se ha disminuido el grado de apoyo a la I+D+i en el conjunto del país.
Sin embargo, la Comisión Europea no prevé recortes y plantea una inyección de 80.000 millones de euros entre 2014 y 2020 con el objetivo de desarrollar medidas que incidan en la competitividad de las empresas. El presupuesto de la estrategia HORIZONTE 2020 supone un 43% más que el destinado al periodo en el que nos encontramos actualmente (2007-2013) y, en el caso de España, se calcula que este plan se traducirá en una inyección de 800 millones de euros por año.
A pesar de que las perspectivas futuras son halagüeñas; la situación en el corto plazo en empresas innovadoras y centros tecnológicos es preocupante. Las empresas han sido capaces de lidiar de forma adecuada los primeros años de la crisis. Sin embargo en estos momentos la disminución de apoyo a proyectos de I+D+i de la administración y empresas les está colocando a muchos centros tecnológicos en una situación crítica.
Por todo ello, los tiempos venideros para los centros tecnológicos son complejos y si bien, parafraseando a San Ignacio de Loyola cuando dice que “en tiempos de tributación no hay que hacer mudanza”, estas organizaciones sí deben afrontar procesos de reflexión (breves y orientados) para definir una nueva estrategia con el fin de reinventar sus políticas. Los aspectos claves en estos momentos son:
– Conseguir una explotación de resultados más rápido de forma que el dinero invertido en I+D revierta en innovación (transformándose nuevamente en dinero).
– Desarrollar procesos de innovación abierta a través de alianzas y colaboraciones de distintas características.
– Reinventar nuevos mecanismos de gestión de las personas y del conocimiento con el objetivo de conseguir la captación y desarrollo del talento de estas organizaciones.
El reto de estas organizaciones pasa, tal y como dice el viejo aserto, por “renovarse o morir”. Así pues, con el objetivo de establecer de forma conjunta una serie de elementos de reflexión y pautas para conseguir una transformación de estos centros, AIN y FEDIT promueven la realización de un programa de “Dirección de Centros Tecnológicos y de Innovación. Respuestas para un Momento de Cambio” dirigido a los directores/as de estas organizaciones. Este programa se celebrará los días 7, 14 y 21 de junio en Madrid y contará con un plantel de reputados expertos y casos de buenas prácticas de varios de los mejores centros tecnológicos de España.
NOTA: Si está interesado por este programa formativo y quiere ampliar la información del mismo entre en el siguiente link: http://us4.campaign-archive1.com/?u=935e5898e0b2ef8f2b922fe25&id=9504daec67&e=