– La rinitis alérgica afecta a entre un 10 y un 15% de la población española.

Con la llegada de la primavera emergen los molestos síntomas alérgicos.  Estos, pueden afectar negativamente a la vida diaria de las personas y, en el caso de los deportistas, pueden incluso reducir su rendimiento físico. 
Los deportistas alérgicos pueden practicar cualquier deporte siempre y cuando cumplan con unas normas mínimas para evitar la aparición de crisis alérgicas. Para los Servicios Médicos Sanitas-Real Madrid la clave está en evitar los alérgenos causantes de la alergia, el tabaco, mantener una alimentación sana e ingerir abundantes líquidos con el fin de prevenir la sequedad de las mucosas en las vías respiratorias.
En las personas que practican ejercicio físico se acrecienta la ventilación y, por tanto, el alérgeno, sustancia que provoca la reacción alérgica, llega de forma aumentada a los pulmones. Además, al sufrir obstrucción nasal se dificultan las funciones de filtración, humidificación y calentamiento del aire inhalado  lo que facilita la aparición de asma.
Si los síntomas son lo suficientemente molestos como para no poder desarrollar una vida con total normalidad, los Servicios Médicos Sanitas-Real Madrid recomiendan llevar a cabo un tratamiento siempre centrado en evitar el contacto con los alérgenos. Para ello, los servicios médicos lanzan los siguientes consejos:
– Mantener las ventanas cerradas por la noche. Utilizar aire acondicionado con filtros
– Disminuir las actividades al aire libre durante las 5 y 10 de la mañana (emisión de pólenes) y de 7 y 10 de la tarde (periodo de descenso del polen desde lo alto de la atmósfera, al enfriarse el aire)
– Mantener cerradas las ventanillas cuando se viaja en coche. Poner filtros al aire acondicionado del automóvil
– Permanecer el mayor tiempo posible dentro de casa durante los días de mayores concentraciones de pólenes. Durante el periodo álgido de polinización evitar salir, sobre todo los días de viento
– Tomarse las vacaciones eligiendo una zona libre de pólenes (por ej. la playa)
– Evitar cortar el césped o tumbarse sobre él
– No secar la ropa en el exterior durante los días de recuentos altos. El polen puede quedar atrapado en ella
– Ponerse gafas de sol al salir a la calle
– Seguir los recuentos de pólenes
Durante el tratamiento también se puede recurrir a los medicamentos, que aunque no sirven para eliminar la enfermedad, si alivian los síntomas: antihistamínicos, corticoides Inhalados , cromoglicato, betaadrenérgicos,… En este caso hay que tener muy en cuenta que los productos no den positivo en los controles de dopaje y que no perjudican en los resultados de los deportistas.
La rinitis alérgica, la más común
En la actualidad, las alergias más comunes suelen ser la rinitis, el asma o la dermatitis atópica. De las tres, la rinitis es la alergia más frecuente.  Por su parte, el polen,  las esporas de hongos o el polvo  son los alérgenos más habituales y suelen afectar a jóvenes de entre 15 y 24 años.
Los deportes que requieren de un esfuerzo físico intenso y prolongado en el tiempo o aquellos que se desarrollan en ambientes fríos y secos como el esquí, no son muy recomendables en las personas que sufren rinitis alérgica y presenten hiperreactividad bronquial aunque pueden minimizarse mediante el uso de mascarillas. Por el contrario, la natación en piscina cubierta, al practicarse en un entorno húmedo y cálido, los deportes que se practican en equipo, y los que requieren de esfuerzos intermitentes como el tenis y las artes marciales son los que pueden adaptarse mejor  a los deportistas con rinitis.
En España, el porcentaje de afectados por rinitis alérgica roza entre el 10 y el 15 por ciento de la población. Los expertos creen que el número de perjudicados crecerá en los próximos años, principalmente por la mayor exposición a los alérgenos y por su sistema inmune, más susceptible a desarrollar este tipo de patologías.
Los síntomas más representativos de esta enfermedad suelen ser estornudos, obstrucción nasal, picor, mucosidad acuosa y tos seca. También pueden aparecer otros como lagrimeo, inflamación de los párpados, congestión en los oídos, dolor facial o síntomas sinusales.
La inmunoterapia, el tratamiento más eficaz, el Omega 3, el más innovador
Según la Organización Mundial de la Salud, las vacunas antialérgicas, también denominadas inmunoterapia, son las únicas que pueden modificar el curso natural de las enfermedades alérgicas. Este tratamiento puede evitar los síntomas y ayudan a disminuyir la cantidad de medicamentos consumidos por las personas con este tipo de enfermedades. Suele durar entre 3 y 5 años y consiste en inyectar a la persona afectada  dosis repetitivas de forma progresiva del alérgeno para disminuir o eliminar su sensibilidad hacia éste.
Recientemente, varios estudios han demostrado que el tratamiento a base de ácidos grasos Omega-3 parece que pueden reducir los síntomas de la rinitis y el asma gracias a su poder antiinflamatorio. No obstante, todavía no existe una conclusión firme al respecto, y por tanto, no se pueden considerar concluyentes.
Añadir cierre y las condiciones:
Fdo. Dr. Iñaki Ferrando. Medical Marketing and Communication Manager de Sanitas
 
Recuerda que Sanitas tiene unas condiciones especiales por pertenecer a FEDIT. Para más información pincha aquí o llámanos al 902 555 161