– El programa, denominado WIZ, permite a ciudadanos, gestores y empresas disponer de información transparente sobre la gestión del agua potable ante los desafíos del cambio climático. – La primera entidad que lo aplicará es el Ayuntamiento pontevedrés de Baiona.

La Fundación Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) está desarrollando el programa europeo WIZ, un proyecto pionero para fomentar el uso razonable del agua potable. El proyecto, llevado a cabo de forma conjunta en España e Italia y con financiación del programa LIFE+ de la UE, supone la creación de un sistema de información práctico y transparente destinado a ciudadanos, empresas y administraciones sobre el correcto uso del agua.
Para su primera aplicación, ITG acaba de firmar un acuerdo de colaboración con la Diputación de Pontevedra y el Ayuntamiento de Baiona, que será la primera entidad en emplear el programa WIZ en su territorio. El objetivo de este convenio es mejorar la gestión del agua potable en el municipio y garantizar su acceso en un futuro.
El programa WIZ tiene tres fases, un primer análisis general, sobre una gestión sostenible del agua. Esta fase ya está concluida y para llevarla a cabo ITG ha contado con la colaboración de más de 200 personas de toda España que han participado aportando su visión acerca de las condiciones actuales en el suministro del agua potable en su localidad.
Un segundo análisis local, es decir, en ayuntamientos. ITG negocia con distintas administraciones públicas la firma de convenios, tanto de apoyo al proyecto como de participación activa en él. El primero de ellos es el de Baiona. ITG está en este momento recabando y analizando los datos facilitados por el ayuntamiento y la diputación de Pontevedra. Son datos como: población, ratios de consumo de agua, aforo de embalses y calidad de los mismos, plan de ordenación urbanística, catastro, datos de la red de distribución de agua (recorrido, materiales, cotas, consumo por horas, etc).
Y una tercera fase, que es la implantación. Una vez hayan sido recabados y analizados los datos de cada ayuntamiento, se podrán obtener resultados que permitirán, entre otros aspectos, conocer: la cantidad y calidad del agua potable del municipio, los costes económicos y ambientales del proceso de suministro del agua, si se pueden crear nuevos centros de ocio con un uso intensivo del agua, si hay que plantearse la explotación de otros acuíferos, si hay que renovar la red, si hay que fomentar nuevas pautas para racionalizar el consumo, la disponibilidad  del agua hoy y en el futuro, es decir, garantizar el suministro si: aumenta la población, el turismo o bajan las lluvia o se incrementa la temperatura. Es decir, el proyecto dará respuesta a estas preguntas en escenarios de incremento de población, de presión turística, cambio climático, etc.
De este modo, para las administraciones públicas, WIZ puede suponer la oportunidad de activar la economía local captando capitales y creando puestos de trabajo por medio de desarrollos urbanos mejor planificados en base a la creciente demanda de agua potable. Por su parte, las entidades gestoras y organismos responsables de urbanismo disponen con WIZ de una herramienta que facilita la planificación urbana al contemplar el uso racional y sostenible del agua.
La labor de ITG se centra en el desarrollo en España de la herramienta de análisis de escenarios Wiz4All, destinada a proporcionar información sobre el agua potable a ciudadanos y empresas, mientras que el sistema dirigido a los gestores del agua y administraciones públicas (Wiz4Planners) está siendo desarrollado por el partenariado italiano, compuesto por la Autoridad de Cuenta del río Arno y la sociedad Ingegnerie Toscane (Florencia), con Acque S.p.A (Pisa) al frente. El proyecto tiene una duración de tres años (2010-2013).
La experiencia de ITG para el desarrollo de WIZ viene avalada por su participación en el proyecto europeo ASAP (Actions for Sistematic Acquifer Protection), destinado a la mejora de la gestión del agua, por el que mediante el análisis de las redes de distribución o la regulación de la presión en franjas horarias de bajo consumo, se consiguieron ahorros de energía y reducción de pérdidas de agua en torno al 15%. WIZ quiere seguir avanzando en la línea emprendida entonces, contribuyendo a optimizar la gestión del agua y hacerla cada vez más transparente desde el punto de vista de los ciudadanos.