Los beneficios, reinvertidos en su totalidad en el Centro Tecnológico, ascendieron a 740.775 euros

El centro tecnológico CETEMMSA, único en España especializado en el tratamiento de superfícies flexibles en el campo de los “Printed Electronics”, ha cerrado el ejercicio 2010 con una facturación de 7.402.731 euros, lo que supone un crecimiento del 16,77 respecto al año anterior.
Los beneficios, reinvertidos en su totalidad al tratarse de una entidad sin ánimo de lucro, han sido de 740.775 euros y 147 los proyectos  de I+D+i desarrollados.
A primeros de este año 2011, CETEMMSA trasladó sus instalaciones al Parque Científico y de la Innovación TecnoCampus de Mataró (Barcelona). La nueva sede se encuentra en un moderno edificio de 2.800 metros cuadrados repartidos en 4 plantas y en el que tiene varios laboratorios. En ella trabajan 85 profesionales.
Anna Escoda, directora desde enero 2011, concreta la misión del centro en “detectar las necesidades del mercado para dar respuesta a numerosos sectores”. En este sentido, CETEMMSA se ha convertido en un centro que, además de contar con investigadores e ingenieros, tiene un equipo de profesionales que analizan de “qué forma nuestra tecnología ayuda a solucionar las necesidades que surjen en los diferentes sectores”.
Desde la vertiente de la investigación algunos de los proyectos destacados del 2010 han sido el desarrollo de fibras fotovoltaicas, sistemas de monitorización de enfermos a través de prendas inteligentes, el desarrollo de dispositivos para la mejora energética de vehículos eléctricos o el desarrollo de nuevos materiales compuestos sostenibles. Algunos de los desarrollos realizados recientemente por CETEMMSA para diferentes empresas son: zapatillas de deporte con GPS integrado, bolsos y bandoleras con paneles solares para cargar móviles y ordenadores, displays electroluminiscentes para vestimenta de cuerpos de seguridad o anoracs y guantes que se calientan para practicar deportes de invierno.