– ITENE enfrenta el creciente fraude en lujosos envases para productos de lujo a través de sistemas como los hologramas en el propio envase o en la etiqueta, el uso de tintas invisibles o los códigos bidimensionales (2D Datamatrix). – El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística señala que la etiqueta de identificación por radiofrecuencia (RFID) es, en la actualidad, uno de sistemas más seguros en el campo de los avances de autentificación de producto, permitiendo salvaguardar los canales de distribución del evidente crecimiento del comercio de artículos falsificados de gama alta.

ITENE (Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística) considera que, ante la alarma internacional por el incremento de artículos de lujo falsificados, son muchas las líneas de actuación que pueden implantarse como elemento de diferenciación y garantía de autenticidad hacia el consumidor desde el desarrollo de las nuevas tecnologías. En relación a la citada preocupación en el mercado de los productos de alta gama, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) publicó en 2009 un informe sobre el comercio internacional de artículos falsificados del que se extrae que durante el período 2000-2007 éste sufrió un gran crecimiento que podría haber alcanzado los 250.000 millones de dólares.
Sistemas que permiten detectar falsificaciones
En este sentido y, según fuentes de ITENE, especialistas en la aportación de valor a las empresas que creen en la innovación en el ámbito del envase y el embalaje, en estos momentos en el área de la autentificación de productos, los fabricantes y envasadores demandan sistemas que permitan al consumidor diferenciar su producto original del falsificado. En este caso existen tecnologías disponibles como los hologramas en el propio envase o en la etiqueta y las tintas invisibles, que pueden aplicarse en determinadas zonas del envase para su posterior lectura y verificación mediante luz infrarroja o ultravioleta. También es posible utilizar como elemento de autenticidad los códigos bidimensionales (2D Datamatrix), en los cuales el fabricante puede insertar mayor información que en los códigos de barras actuales.
Otra línea de investigación que existe en la actualidad para hacer frente al fraude en el envasado de lujo, fenómeno que en 2007 supuso un 1’95% del total del comercio mundial, es la impresión de dispositivos electrónicos (Printed Electronics) en el material de envase, técnica que destaca por tener un sinfín de aplicaciones, entre ellas, la impresión de dispositivos antihurto y de autenticidad en el material de envase.
Asimismo, existen otras herramientas que permiten salvaguardar los canales de distribución como garantía de autenticidad. Una de ellas es el uso de etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID) en cada uno de los productos a lo largo de toda la cadena de suministro. En los últimos años, se ha avanzado extraordinariamente en el tamaño y prestaciones de dichas etiquetas así como en los materiales de soporte y tecnologías de impresión de las mismas. De este modo, se ha posibilitado que cualquier artículo sea susceptible de marcación mediante etiquetas de RFID para su correcta localización y visibilidad a lo largo de la cadena de suministro, como garantía de autenticidad del producto.
ITENE consciente de la problemática existente en el mercado de los artículos de lujo debido a las falsificaciones y conocedora de que las líneas de trabajo para afrontar esta situación apuesta por un trabajo continuo que favorezca una mayor implementación, por parte del fabricante, y un mayor conocimiento por parte del consumidor, como protagonista principal de la acción de compra, para que valore y diferencie el producto de calidad.