La empresa, con el asesoramiento especializado del Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE), refuerza así la seguridad alimentaria de sus productos. En palabras de su director gerente, Gerardo Piris, “este proceso nos facilita todavía más el cumplimiento de la legislación de materiales de envase y embalaje en contacto con alimentos y asegura la calidad de nuestros productos a nivel internacional en materia alimentaria”.

La sede del grupo empresarial International Paper en Gandía ha obtenido recientemente la certificación BRC/IoP, que concede AENOR. Se trata de un protocolo de actuación que define una serie de requisitos que compañías fabricantes y proveedoras de materiales de envase y embalaje deben cumplir respecto a la seguridad alimentaria de los productos.
La empresa, con el asesoramiento especializado del Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE), refuerza así la seguridad alimentaria de sus productos. En palabras de su director gerente, Gerardo Piris, “este proceso nos facilita todavía más el cumplimiento de la legislación de materiales de envase y embalaje en contacto con alimentos y asegura la calidad de nuestros productos a nivel internacional en materia alimentaria”.
Se trata de un logro destacado, ya que el negocio de International Paper desde su sede en Gandía se centra principalmente en los embalajes para frutas y verduras frescas, además de otros segmentos de embalaje para productos alimentarios y aplicaciones industriales especializadas. De ahí la importancia de “acreditar de forma transparente y rigurosa a nuestros clientes que la distribución de sus productos se realiza con envases y embalajes que han superado los más rigurosos procesos de certificación”, en palabras de su director gerente.
El acto de entrega del certificado tuvo lugar en la sede de la empresa en Gandía, en la que participaron el director gerente de la entidad, Gerardo Piris; el director de AENOR en la Comunidad Valenciana, Roque Giner; y el presidente del centro tecnológico ITENE, Ángel Sánchez.
La empresa, que ya contaba con la ISO 9001:2008, garantiza con este nuevo sello la seguridad de procesos y embalajes destinados a la industria agroalimentaria, desde la elección de las materias primas hasta el producto final. Además, ha realizado una importante inversión, modernizando su planta de producción para adquirir la máxima excelencia en su producto.
BRC/IoP
Inicialmente adoptada por la mayoría de grandes cadenas de distribución británicas, hoy en día la certificación BRC/IoP cuenta con un gran reconocimiento internacional.
De hecho, se ha convertido en primer protocolo de envases alimentarios reconocido por Global Food Safety Initiative, ya que cubre todos los requisitos exigidos por este organismo internacional para la distribución a nivel mundial.