– El proyecto PROEFIRES, desarrollado por ITENE, tiene como objetivo aprovechar los residuos sólidos urbanos para generar energía.

El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) trabaja desde hace tiempo en distintas acciones que permitan el desarrollo y asesoramiento medioambiental en la gestión de los residuos y en la eficiencia de los procesos, ya que la generación de Residuos Sólidos Urbanos irá en aumento en los próximos años y son necesarias soluciones que permitan cumplir con antelación los objetivos medioambientales y requisitos legislativos marcados para 2016.
Actualmente, los datos son preocupantes: únicamente el 52,3% de los residuos recogidos selectivamente en 2007 se destinaron a reciclaje y sólo el 7,5% de los residuos recibió tratamiento primario, con lo que cada vez se deposita en vertedero mayor cantidad de materia orgánica. Con las nuevas soluciones desarrolladas por el centro tecnológico se evitará la eliminación en vertedero de esta materia orgánica y la obtención de nuevas fuentes de energía con la calidad necesaria para su posterior utilización.
Según explica el Director Gerente de ITENE, Javier Zabaleta, “la posterior aplicación empresarial de los resultados del Proyecto Proefires permitirá identificar nuevas oportunidades de negocio para las empresas, al contar con una tecnología más eficiente para el tratamiento de residuos que hasta ahora no tenían salida comercial, dándoles un uso para generar nuevas materias primas secundarias o energía y tendrá una gran repercusión económica, teniendo en cuenta la cantidad de estos residuos que se desaprovecha cada año”.
Los principales resultados del proyecto van dirigidos a empresas gestoras de residuos, a compañías dedicadas al diseño de instalaciones y fabricación de maquinaria y equipos, organizaciones  relacionadas con la producción de energía así como a otras empresas y asociaciones de empresarios de la Comunidad Valenciana, tales como usuarias de compost y fabricantes que utilicen residuos como fuentes de energía.
Cabe recordar que desde la Administración se han desarrollado políticas europeas y nacionales en materia de residuos con vistas a lograr el objetivo de reducir de forma importante el volumen de residuos, así como evitar en la medida de lo posible su eliminación en vertedero, en particular de los residuos biodegradables. Éstos se descomponen en los vertederos produciendo gas y lixiviados, contribuyendo considerablemente al efecto invernadero.
Impacto medioambiental
El impacto medioambiental del proyecto es indudable, ya que evitará la disposición de estos residuos en los vertederos y aumentará la eficiencia energética, con una menor presión sobre recursos naturales no renovables, tales como el petróleo, así como el descenso de la dependencia energética de la Comunidad Valenciana.