– Este hecho demuestra una orientación de los presupuestos hacia la investigación de carácter aplicada dirigida a resultados de alto potencial económico y en línea con la apuesta de un cambio en el modelo de crecimiento económico. – La Federación también valora positivamente la reducción de los gastos administrativos estructurales y de gestión (Capítulos 1 a 6) de un 8,5% aunque sea casi tres veces menor que la reducción experimentada por las subvenciones (Capítulo 7). – A pesar de ello, Fedit muestra su preocupación por la falta de claridad del Proyecto de Ley PGE en materia de apoyo a los Centros Tecnológicos, ya que, teniendo en cuenta el presupuesto destinado a subvenciones para instituciones sin fines de lucro de la Dirección General de Transferencia de Tecnología y Desarrollo Empresarial, se produciría un recorte del 60% de las partidas tradicionalmente destinadas a apoyar la actividad de I+D+I propia o estratégica de los Centros Tecnológicos. – La continua falta de un análisis profundo de la rentabilidad económica o social esperada del gasto en I+D+I desglosado por cada una de las partidas de gasto que acompañe al Proyecto de Ley es otro de los aspectos que preocupan a Fedit.

La Federación Española de Centros Tecnológicos reconoce en los PGE 2010 el esfuerzo especial que se ha llevado a cabo en lo que se refiere a investigación y desarrollo tecnológico industrial, cuyas subvenciones se  reducen en un 12,7%, frente al 25% de reducción global. Para Fedit, este hecho demuestra una orientación de los presupuestos hacia la investigación de carácter aplicado orientada a resultados con alto potencial económico y, por tanto, en línea con la apuesta de un cambio en el modelo de crecimiento económico.
Asimismo, desde Fedit se valora positivamente  la reducción de los gastos administrativos estructurales y de gestión (Capítulos 1 a 6) de un 8,5%, aunque sea casi tres veces menor que la reducción experimentada por las subvenciones (Capítulo 7).
A pesar de ello, la Federación Española de Centros Tecnológicos, Fedit, observa con gran preocupación la falta de claridad del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado en materia de apoyo a Centros Tecnológicos ya que, teniendo en cuenta el presupuesto destinado a subvenciones para instituciones sin fines de lucro de la Dirección General de Transferencia de Tecnología y Desarrollo Empresarial, se produciría un recorte del 60% de las partidas tradicionalmente destinadas a apoyar la actividad de I+D+I propia o estratégica de los Centros Tecnológicos.
Fedit tampoco considera adecuada la reducción del Capítulo 7 en un 25%, que desde su punto de vista se trata de compensar mediante un incremento sustancial de cerca del 10% de los préstamos, que no suponen un esfuerzo presupuestario real. Además, esta reducción alcanza el 32% en lo que se refiere a las ayudas destinadas a empresas, familias e instituciones sin fines de lucro, en contra de la disminución del  15% de las que corresponden al sector público y las comunidades autónomas.
Otros apartados de los presupuestos despiertan la preocupación de la Federación, como el descenso de la apuesta por la I+D+I en el sector de las Telecomunicaciones y programas espaciales, cuyas subvenciones se reducen en un 66%, a pesar de que se compensan mediante un incremento sustancial del Capítulo 8 relativo a los préstamos. También lo hace el continuo descenso experimentado por el presupuesto destinado a la I+D+I en Defensa, que sufre un recorte del 19%, frente a la reducción global del 5,5%.
Por último, Fedit sigue observando con preocupación creciente la continua falta de un análisis profundo de la rentabilidad económica o social esperada del gasto en I+D+I desglosado por cada una de las partidas de gasto (programas) que acompañe al Proyecto de Ley con el objetivo de un debate más racional sobre el mismo, permitiendo un control mayor de su eficacia y asegurando la contribución del mismo a la creación de riqueza tanto económica como social.
Impacto de los Centros Tecnológicos en la economía
Los Centros Tecnológicos contribuyen casi al 1% del crecimiento de la economía española y al 3% de crecimiento de la I+D interna empresarial. El efecto económico de la colaboración de las empresas españolas con los Centros Tecnológicos entre 2001 y 2006 se ha traducido en un incremento de su cifra
de negocios de sus empresas cliente de 2.664 millones de euros, un crecimiento de sus exportaciones de 583 millones de euros, un aumento del empleo de 14.545 trabajadores, vinculados en gran parte a actividades de innovación, y un mayor esfuerzo en la I+D total (interna más externa) valorado en 152 millones de euros.
Estos datos demuestran la importancia de los Centros Tecnológicos como instrumentos útiles para el cambio de modelo económico. Pero para que estos resultados se mantengan y continúen evolucionando, los Centros Tecnológicos necesitan el apoyo del Gobierno y, en consecuencia, de los PGE. El Director General de Fedit, Iñigo Segura, confía en que “se lleve a cabo una reflexión sobre la importancia de los Centros Tecnológicos y la necesidad de apoyar el trabajo que realizan enfocado a la I+D aplicada y a las empresas españolas y sus resultados, especialmente en un contexto como en el que nos encontramos, en el que la investigación y la tecnología serán claves para posicionarnos a la altura de Europa”.