El centro tecnológico EURECAT, la Diputación de Barcelona y la startup Treematernity harán donación de centenares de cinturones de monitorización de embarazadas de un solo uso que han desarrollado conjuntamente, para evitar la reutilización de las correas tradicionales y la carga bacteriana que ello conlleva, con el fin de contribuir a la prevención de posibles contagios del coronavirus en las unidades materno-infantiles de los hospitales.

La fabricación de las correas de monitorización, que se denominan Belty, se está llevando a cabo en las instalaciones de la Escuela de Tejidos de Canet de Mar, de la Diputación de Barcelona, ​​y está dirigida a la producción de hasta a 3.000 unidades por parte de EURECAT, que aporta también los materiales, para poder hacer efectiva la donación en los próximos días, dentro de una operación que será coordinada por el Departamento de Salud de la Generalitat.

Treematernity es una startup de la Universitat Rovira y Virgili creada por tres matronas del hospital de Tortosa Verge de la Cinta, Montse Gasparín, Vanessa Sanz y Mabel Gendre, que han mejorado el sistema de sujeción de los transductores materno-fetales que se utilizan para monitorizar los fetos en diferentes momentos del embarazo. Treematernity y Eurecat han desarrollado conjuntamente los nuevos cinturones de obstetricia y actualmente colaboran en la implantación en el mercado del producto, que ya está patentado por parte de la startup.

Más de diez hospitales de todo el estado español han testado los cinturones y todos ellos han acreditado la mayor eficacia y nivel de higiene que ofrecen, por sus mejores prestaciones a nivel de uso, libertad de movimiento, eliminación de marcas o lesiones en la piel y reducción del número de reajustes y los minutos de pérdida de señal.

La monitorización fetal externa es la prueba más extensa en la práctica clínica para valorar el bienestar fetal antes y durante el trabajo de parto y registra la frecuencia cardíaca fetal y la dinámica uterina a través de unos transductores que se sujetan con unas gomas o correas en el abdomen de la madre.

El cinturón Belty ha ganado premios y reconocimientos por parte de la Diputación de Tarragona, del Colegio Oficial de Enfermeras y Enfermeros de Barcelona y del Colegio Oficial de Enfermeras y Enfermeros de Tarragona, así como el premio Philips-Fame a la innovación en las prácticas asistenciales de las matronas, entre otros.