Viajar al metro de Madrid de hace 100 años ya es posible gracias a la impresión 3D. Un acuerdo firmado entre Metro Madrid y Aitiip Centro Tecnológico ha permitido reconstruir a escala 1:14 el modelo de coche MR9 Cuatro Caminos. Y la reconstrucción ha sido total, sin dejarse ningún detalle.

Fue a partir de antiguas fotografías y recursos de archivo como el equipo formado por Metro Madrid y Aitiip Centro Tecnológico ha podido digitalizar estos vagones, creando desde cero los “planos digitales” que posteriormente fueron impresos en las instalaciones de Aitiip Centro Tecnológico. Los forjados, las texturas de los asientos y de la tarima, los mandos de conducción, los letreros, los marcos de las ventanas y de las puertas… todo ha sido reconstruido con la máxima precisión posible gracias a este trabajo colaborativo entre el equipo de patrimonio histórico de Metro Madrid y los ingenieros de Aitiip Centro Tecnológico.Vagón Metro Impresion 3D Aitiip

El resultado entregado a Metro Madrid es una maqueta de un metro de largo, totalmente realista, en la que incluso se han instalado luminarias para recrear la antigua iluminación. El acabado final, que impresiona, ha incluido un cuidado, detallado y minucioso proceso de pintado que corona una excelente muestra de recreación histórica del patrimonio cultural mediante la combinación de tecnologías como la impresión 3D y el trabajo de conservación de historiadores y arqueólogos. La maqueta ha estado expuesta en el Museo ABC, en Madrid.

El coche
Este coche cubría desde 1919 los 3,48 kilómetros que separan Sol de Cuatro Caminos a una velocidad máxima de 55 kilómetros por hora, pasando por seis estaciones intermedias. El coche medía 11,75 metros de largo y en él cabían 114 personas en el coche del motor y 120 en el remolque. Este coche estuvo funcionando hasta los años 80.

Impresión 3D y patrimonio histórico
La impresión 3D, junto con la reconstrucción digital o el escaneado tridimensional, se consolida como una herramienta decisiva para la recreación y puesta en valor del patrimonio histórico y arqueológico, siendo este un claro ejemplo.
La maqueta ha sido construida por impresión 3D con tecnología polyjet mediante la cual calidad y precisión son características inherentes a la pieza final. La impresora es capaz de realizar deposiciones de material en capas con un espesor desde 16 micras. Los acabados de las piezas son tan precisos que es imposible detectar las distintas capas. Esta alta resolución convierte a esta tecnología en la ideal para realizar maquetas y prototipos en el que el acabado final y el resultado estético es decisivo.

Esta impresora 3D es la Objet 1000 Plus (Stratasys), una impresora industrial capaz de realizar piezas de grandes tamaños 1000 x 800 x 500 mm y que puede combinar en la misma pieza distintos materiales, durezas y colores. Su riqueza constructiva le permite hasta imprimir con materiales transparentes. Igualmente se pueden conseguir piezas con partes rígidas o todo lo contrario: partes suaves y flexibles similares a la goma.

Piezas muy grandes
En Aitiip Centro Tecnológico también es posible fabricar piezas de hasta 20 metros mediante el sistema de fabricación, de tecnología propia, Kraken.
Este sistema, que combina resina y metal, permite fabricar prototipos y maquetas de muy gran tamaño, como por ejemplo diseños para arquitectura, industria creativa y cultural, sector transporte en fases de concepto, así como maquetas de gran tamaño para túnel de viento en el caso de la industria aeroespacial.
Un ejemplo ha sido la producción de una maqueta a escala 1:2 de uno de los últimos modelos de automóviles de Pininfarina. Esta construcción tenía como objetivo validar el diseño del nuevo modelo, diseñado por ordenador.

La pieza construida tiene un tamaño de 2.2x1x0.6m y un peso de 250kg.
Aitiip Centro Tecnológico es una entidad líder en sistemas de impresión 3D, disponiendo de tecnología propia y contando con uno de los talleres de fabricación aditiva más completos de Europa.