Pablo Priesca, director de CTIC: “Apostamos por tecnologías disruptivas como blockchain y computación cúantica para afrontar los retos de la sociedad”

Fundación CTIC es uno de los principales centros tecnológicos especializados en tecnologías de la comunicación a nivel nacional.  Con su incorporación a Fedit en junio de 2019, se ha ampliado la representatividad de esta organización en la comunidad autónoma de Asturias, lo cual contribuye a mejorar la conexión entre más integrantes de la comunidad innovadora que representan los Centros.  Su director general, Pablo Priesca Balbín, nos explica en esta entrevista la evolución de CTIC desde su constitución y nos cuenta sus valores diferenciales para concerlo mejor.  Licenciado en Psicología por la Universidad de Oviedo y formado en liderazgo y RRHH,  su carrera profesional está determinada por sus más de treinta años de experiencia en el sector tecnológico, y ligada, como no podía ser de otra forma, al desarrollo de Internet y de las tecnologías de la información y la comunicación.

¿A qué se dedica la Fundación CTIC y qué servicios ofrece?

CTIC es el Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación ubicado en el Parque Científico Tecnológico de Gijón. Nuestro objetivo principal es el de la mejora de la competitividad empresarial a través de la investigación y la innovación tecnológica, para lo cual trabajamos investigando y desarrollando proyectos con distintas tecnologías habilitadoras como el IoT, la realidad virtual y aumentada, el blockchain, el big data o la inteligencia artificial. Además, somos la oficina española de W3C.

Queremos ser también un agente tractor de innovación para la sociedad, es por eso que trabajamos activamente con ayuda de la tecnología en los diferentes retos que la sociedad va planteando como el desarrollo inteligente de los territorios o la mejora de la calidad de vida de las personas ante el envejecimiento.

 ¿Cuál ha sido la evolución de su Centro en los últimos diez años y cómo cree que es su futuro?

CTIC ha cumplido 15 años durante este 2019 y durante toda nuestra trayectoria uno de los retos que hemos asumido es el de lograr que la tecnología llegue a la sociedad y que sirva para ayudar y hacer frente a los retos que ésta nos plantea. Es decir, que lo que desarrollamos se ajuste a lo que la sociedad demanda en ese momento, especialmente a las necesidades de innovación de las empresas. Es por eso que hemos ido cambiando nuestras diferentes líneas tecnológicas para adaptarlas al modelo y la necesidad de cada momento. La tecnología crece exponencialmente y de forma muy rápida y ello nos obliga a ir evolucionando nuestro roadmap tecnológico.

La Investigación Aplicada y la Innovación es una de las palabras clave a la hora de definir el cometido de los Centros Tecnológicos… Desde CTIC ¿cómo conciencian a las empresas con las que trabajan sobre la necesidad de innovar?

Los centros tecnológicos estamos más centrados en la innovación que en la investigación porque debemos responder a necesidades del entorno empresarial. Pero además de desarrollar tecnología para solucionar problemas específicos de la industria en nuestro caso hemos trabajado desde hace años en la creación de metodologías que nos permitan ayudar a las empresas en sus procesos de transformación digital y de innovación. Estas metodologías nos  permiten realizar diagnósticos de situación, diseñar estrategias de transformación digital y acompañar a las empresas en sus procesos de implementación de la estrategia.

Y ello lo hacemos compatible con acciones permanentes de difusión y sensibilización hacia el cambio tecnológico con empresas. Para ello disponemos de 10 centros distribuidos por toda la región que hacen esta labor.

¿Qué actividad desempeña CTIC en el extranjero?

A lo largo de nuestra trayectoria hemos desarrollado numerosos proyectos en el extranjero, tanto en Europa como en África o Latinoamérica. En el caso de Latinoamérica y África la estrategia la centramos en gobiernos y organismos internacionales. Actualmente, estamos trabajando en proyectos europeos relacionados con la eficiencia energética (Heart) y con la visión artificial aplicada al sector salud (Insension).

Por otra parte, acabamos de firmar un acuerdo con W3C (Word Wide Web, consorcio internacional que desarrolla los estándares tecnológicos para la web con sede en el MIT) para liderar su expansión en toda Latinoamérica.

¿Cuál es el valor diferencial que aporta su Centro Tecnológico?

Destacaría fundamentalmente tres cosas: ser una de las sedes mundiales de W3C, nuestra capacidad para desarrollar estrategias territoriales de innovación y desarrollo tecnológico y, en tercer lugar, la apuesta por tecnologías disruptivas como el blockchain y la computación cúantica como apuestas de investigación.

¿Cómo valora la política de ciencia y tecnología en nuestro país y qué considera que debería desarrollarse para mejorar los indicadores de I+D empresarial?

Creo que sigue existiendo una confusión entre las políticas de ciencia/investigación y las de innovación. Se hace un “totum revolutum” y se traslada esa confusión a los centros tecnológicos. Se aplica con excesiva frecuencia las reglas de la investigación a la innovación. Todo parte del confuso concepto del I+D+i que valora la investigación por encima de la innovación, cuando la investigación en todo caso forma parte del proceso de innovación y no siempre. Lo que realmente afecta a la competitividad de las empresas es la capacidad de innovar y la innovación puede proceder o no de procesos de investigación previos.

La investigación en sí misma genera conocimiento, pero no transforma la sociedad si no pasa por la innovación. Investigación e innovación son dos cosas diferentes con vasos comunicantes, los perfiles son distintos y requieren políticas distintas. Las políticas de ciencia, tecnología e innovación deben entender bien estas relaciones.

¿Qué les ha llevado a tomar la decisión de formar parte de la Federación Española de Centros Tecnológicos? ¿Cuál es su opinión sobre la labor que desarrolla?

La necesidad de aunar esfuerzos, visiones y estrategias para tener voz ante los organismos que diseñan las políticas de Ciencia e innovación tanto en España como en la CCAA. Por supuesto que también debemos reivindicar de forma conjunta nuestra aportación a la innovación tecnológica en el país y a la mejora de la competitividad de las empresas españolas. Por otra parte, compartir problemáticas y experiencias nos ayuda a crecer a todos.

¿En qué medida recomendaría a otros Centros asociarse a la Federación y por qué?

Animaría a otros centros Centros Tecnológicos a unirse a la Federación a fin de poder darnos visibilidad, intercambiar prácticas y experiencias, sistemas de gestión, crear sinergias y colaboraciones y, por supuesto, actuar de forma conjunta a la hora de trasladar visiones al Ministerio.

 

2019-11-21T11:02:22+00:00
Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. Para aceptar y no volver a mostrar este mensaje pulsa el botón Aceptar Ok
X
X