El Centro Tecnológico Cidaut ha cambiado el diseño de su imagen corporativa coincidiendo con el 25 aniversario de su nacimiento.  En la actualidad, Cidaut mantiene  cuatro sedes: Boecillo, en Valladolid, donde cuenta con cuatro edificios; Mojados, con el circuito de pruebas en el que se han llegado a evaluar vallas protectoras para impactos de camiones de gran tonelaje; Alemania, en Ingelstadt; y también en México . Acumula más de 400 clientes industriales –aunque no atiende a todos simultáneamente–, cada vez más diversificados, lo que le ha permitido facturar 17,36 millones de euros en 2018 , cifra que aspira, al menos, a igualar este año. Cuatro edificios con 23.304 metros cuadrados; instalaciones en Mojados con otros 250.000 metros; 38 patentes –más otros desarrollos que fueron patentados por las empresas que pagaban el proyecto de turno–; 170 investigadores, formados en su mayoría en la propia Universidad de Valladolid.

La Fundación ha superado la crisis para consolidarse con 175 trabajadores y una facturación de 17,36 millones en 2018.
Según aparece en el diario El Norte, con motivo de este aniversario “Juan Carlos Merino, su director y uno de los que formaron parte de su creación desde que solo era una idea, contaba a El Norte en 2016 que el pico de facturación se alcanzó en 2007 y 2008, con en torno a 35 millones de euros. De la creatividad de sus ingenieros, formados en la Universidad de Valladolid, en la que Cidaut hunde sus raíces –Merino y el subdirector, Francisco Tinaut, son catedráticos de la Escuela de Ingenierías Industriales–, han surgido ideas que se han convertido en empresas derivadas, lo que se conoce como ‘spin-off’. Cidaut estuvo detrás, también, de la creación del Foro de Automoción de Castilla y León.”

Más información aquí.