El Centro Tecnológico Aitiip, integrado en la red estatal de Centros Fedit, acaba de recibir de manos de la Directora General de Investigación e Innovación del Gobierno de Aragón, el premio “Aragón Investiga”, en la categoría entidad privada. Este reconocimiento se instituyó mediante el Decreto 140/2004, de 25 de mayo, del Gobierno de Aragón, con la finalidad de reconocer públicamente las contribuciones a la investigación básica o aplicada de los investigadores individuales, así como las labores de apoyo a la investigación y a la transferencia de conocimientos realizadas por entidades públicas y privadas.

Este premio supone un reconocimiento al esfuerzo diario, compromiso y excelencia de todas las personas de Aitiip, según ha manifestado su Directora, Berta Gonzalvo, en el acto de entrega del Premio el pasado 29 de noviembre.

Aitiip es un centro tecnológico aragonés, reconocido por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, fundación privada sin ánimo de lucro, que ofrece servicios tecnológicos avanzados, investigación, desarrollo tecnológico e innovación así como formación a las empresas y la sociedad. El patronato de la entidad lo componen grandes empresas como CEFA, BSH, Grupo Antolin, SMP, Contenur, Faurecia, Miju y la Cámara de Zaragoza.

Desde el principio de su actividad, hace más de 20 años, la entidad ha estado trabajando en el sector del plástico, abarcando toda la cadena de valor del mismo, desde la formulación del material y moldes hasta la producción de la pieza definitiva. Este hecho se debe a que Aitiip, cuya sede está en Zaragoza, da respuesta a las demandas de las empresas del sector del automóvil, cuyo impacto es muy fuerte en la región aragonesa.

Con el paso del tiempo el centro ha diversificado su intervención hacia otros sectores del transporte (como la aeronáutica y el ferrocarril), el envase y el embalaje, así como otras aplicaciones industriales con alta demanda en plástico o metal (electrodomésticos, energías renovables, infraestructuras).

Hoy en día Aitiip presta servicios tecnológicos avanzados en ingeniería de productos y procesos, desarrollo de moldes y utillajes, impresión 3D (contando con uno de las instalaciones de impresión 3D de referencia en Europa), procesos de transformación de plásticos, materiales compuestos y otros procedimientos auxiliares de industrialización.

El centro cuenta con dos líneas transversales que articulan su actividad de I+D. La primera de ella es la economía circular, dentro de la cual tiene distintos proyectos en ejecución sobre valorización de residuos agroalimentarios, bioplásticos y materiales compuestos verdes.

Un ejemplo sería el proyecto Barbara (coordinado por Aitiip), cuyo objetivo es desarrollar nuevos materiales biobasados con funcionalidades innovadoras así como aditivos también procedentes de la biomasa para que, mediante el empleo de la tecnología de deposición de hilo fundido (FFF, Fused Filament Fabrication), la más extendida para la impresión 3D o fabricación aditiva, puedan dar lugar a prototipos de aplicación industrial.

Estos nuevos materiales deberán estar basados en residuos alimentarios (de vegetales y frutos como zanahorias, almendras o granadas) y agrícolas (maíz) y tener determinadas propiedades mecánicas, térmicas, estéticas, ópticas y antimicrobianas que los hagan aptos para su uso industrial en componentes para sectores de alta exigencia como los mencionados.

La segunda línea pivota en torno a las fábricas del futuro, teniendo en ejecución varios proyectos sobre impresión 3D de grandes piezas con altísima precisión, robotización de procesos y fabricación aditiva multimaterial.

Un ejemplo de proyecto destacado en esta segunda línea es el proyecto Kraken, también coordinado por Aitiip, que tiene como objetivo integrar diferentes tecnologías como la impresión 3D, robótica, control en tiempo real de 7DoF (7 grados de libertad en movimiento), monitorización compleja y avanzados algoritmos de control, apoyados por software de visualización. Todo en una máquina.

Esto ha convertido a Kraken en el sistema de fabricación sustractiva e impresión 3D más grande del mundo, capaz de trabajar sobre materiales metálicos y no metálicos, así como trabajar y producir piezas de más de 20 metros de largo, con una excelente calidad y resultado.

Aitiip posee amplia experiencia en la participación y coordinación de proyectos europeos. En estos momentos, la entidad participa en 8 proyectos distintos dentro del programa Horizonte 2020. Cinco de ellos se enmarcan en el partenariado público-privado “Bio Based Industries (BBI JU)” industrias biobasadas, uno en su homólogo “Factories of the Future (FoF)” factorías del futuro, y dos en el programa de investigación europeo en aeronáutica Clean Sky. Además participa en 3 proyectos Eureka en colaboración con Corea e Iberoamérica, 3 LIFE y 3 Erasmus+ así como en ámbito nacional 4 en el programa RETOS del MINECO, 2 programas CIEN y varios PID del CDTI traccionados por empresas industriales de diversos ámbitos.

Aitiip es en definitiva una entidad privada que trabaja por la excelencia de los procesos de fabricación y por la eficiencia de los recursos en favor de una mejor sociedad. Excelencia, compromiso y conocimiento que quedan manifiestas en los más de 200 servicios tecnológicos avanzados anuales así como en los 20 proyectos internacionales de investigación, desarrollo e innovación (10 de ellos coordinados desde Aitiip), sellados por la confianza que depositan grandes empresas como Airbus, Fiat, Acciona entre otras, junto con gran cantidad de PYMEs de toda la cadena de valor así como, finalmente, por la transferencia de resultados que ofrecemos a la sociedad y al mercado.