La empresa Canivell Guitars ha presentado en la feria CompositeSpain de Madrid un prototipo de guitarra 20:16, la primera con una tapa de materiales compuestos de bioresina y fibra de lino. El instrumento, diseñado con el apoyo de la unidad de Composites del Centro Tecnológico Eurecat, con la finalidad que sea un instrumento “sostenible” y con el objetivo de “mejorar la estabilidad y la resistencia de la tapa y estudiar los efectos que este material puede provocar en el sonido”.

Así lo explica la jefa de la unidad de Composites de Eurecat, María Eugenia Rodríguez, que subraya que “es la primera vez que Canivell Guitars utiliza materiales de estas características para substituir la fibra de carbono o la madera”, un componente que, según remarca la experta, “es más sensible y se puede deteriorar con el paso del tiempo”.

Para la fabricación del prototipo se ha usado biorresina epoxi, proporcionada por la empresa Entropy, que se ha trabajado mediante técnicas de infusión, que confieren a la guitarra “un óptimo acabado superficial y características únicas de peso y de durabilidad” y que permiten un proceso de fabricación “más sostenible y con unos costes menores”.

 

Más información aquí.