Una delegación institucional de la que formaba parte Fedit, a través de su Director, Áureo Díaz-Carrasco, participó recientemente en la segunda edición del Salón Internacional del Calzado y Accesorios, MOMAD SHOES 2017, organizado por IFEMA . Invitados por el Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja, CTCR, los integrantes de la delegación entre los que destaca la Consejera del Gobierno de La Rioja, Leonor González, el Presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja, Jaime García Calzada, el Presidente de la Cámara de Comercio, José María Ruiz-Alejos y el Gerente de ADER, Javier Ureña, tuvieron la oportunidad de recorrer los stands de las diferentes empresas riojanas de calzado, clientes del Centro Fedit, que de la mano de su Director, Javier Oñate, hizo las tareas de presentación.

El mercado de la moda y el calzado evoluciona a pasos agigantados y ejemplo de ello son los avances del CTCR presentados en la feria Momad Shoes, una propuesta comercial en la que la clave fue la interacción virtual con el consumidor real. Su exposición en un stand que simulaba un comercio de moda pretendía hacer de la compra toda una experiencia a través de un probador virtual, un espejo virtual, la identificación del cliente por RFID una vez que entraba al propio espacio o incluso la compra de productos simplemente con el escaneo de un código QR. Así, con los objetivos logrados, más de un centenar de personas pudieron acceder al espacio más llamativo de la propia feria puesto que, tal y como aseguraba su Director-Gerente, Javier Oñate, “es un punto de venta tradicional, pero que está digitalizado. Bajo tecnología RFID tenemos todo el calzado y la ropa digitalizada y a golpe de pistola podemos saber toda la ropa que hemos vendido en un día, el stock que tenemos, así como el recuento del propio almacén. Asimismo, sirve de alarma antirrobo entre otras utilidades”.

Otra de las novedades que se presentó fue la investigación que permitió demostrar in situ, cómo la impresión de plantillas personalizadas, a través de impresoras 3D, permite ofrecer un producto ergonómico totalmente acorde al gusto del consumidor y sobre todo ajustado a su pisada y arco plantar. “Nos enfrentamos a un nuevo tipo de cliente, los millenials, cuya filosofía es la de adaptarse a las nuevas tecnologías por el menor coste posible. Es decir, debemos ofrecerle las máximas comodidades posibles como por ejemplo comprar un jersey a las 00.00h cuando paso por el escaparate, aunque la tienda esté cerrada, y todo ello a través de un digitalizador que me permite ver la tienda física de forma virtual y elegir la prenda que desee”.

Y es que, la propuesta en concreto giró en torno a la realidad virtual, la impresión 3D, lo tridimensional, la interactividad basada en movimientos e interfaz y el marketing de proximidad. Los clientes han podido durante estos días teletransportarse a las instalaciones, ubicadas en Arnedo (La Rioja), a través de unas gafas virtuales. Los maniquíes quedaron atrás, dando paso a los “escaparates virtuales” en los que los consumidores pudieron ver y elegir todo el stock de la tienda y comprar de manera inmediata vía online. Los probadores también cambian y mostraron su evolución hacia un espejo que permite situar tu calzado en los pies sin necesidad de probarlo físicamente.

Todos los productos presentados por el CTCR se encuentran a la venta y están dirigidos a multinacionales, grandes empresas y PYMES que buscan, además, diferenciarse en el mercado.

 

Más info www.ctcr.es