El Centro Tecnológico Eurecat ha diseñado este material de altas prestaciones con un tejido funcional integrado. El producto, desarrollado en Cataluña por las unidades de Tejidos Funcionales y Composites de este Centro Fedit, integra un tejido especialmente diseñado que le permite transmitir información, luz o calentarse y que le aporta propiedades hasta ahora ineditas en materiales de construcción. Así, este material es capaz de evitar que se formen placas de hielo en el exterior de una construcción, mejorando la seguridad y el confort, y reduciendo el gasto energético en el interior del edificio.  Además de las propiedades funcionales y la reducción de peso, el hormigón diseñado por el Centro Tecnológico también proporciona una mayor resistencia a la flexión y tracción que el hormigón tradicional, y lo hace con un espesor inferior al de los materiales habituales.

Nuevas estructuras para la construcción
Eurecat también ha desarrollado nuevas estructuras para la construcción en forma de vigas de madera reforzadas con fibra de carbono, una innovación desarrollada por la Unidad de Composites del Centro que permite aumentar la resistencia de los materiales naturales usados en la construcción y reduce el impacto ecológico.
Actualmente el uso de madera como material de construcción presenta “limitaciones estructurales”, según remarca Josep Maria Lluís, responsable de Desarrollo de Negocio del Sector Construcción de Eurecat, que explica que esta innovación permitirá “conseguir elementos más optimizados y ligeros”, con una “mayor resistencia a seismos”.

En palabras de Lluís, el refuerzo de fibra de carbono “consigue que la viga resista el doble de carga axial o hasta un 150 por ciento más de carga de flexión”, unas propiedades que podrían llegar al mercado en pocos años y que reducirán el impacto ambiental de los edificios gracias al uso de materiales más sostenibles con propiedades aislantes naturales.
Residuos de acero para aislar edificios Eurecat también ha presentado en la feria Construmat el primer material termoacústico para la construcción creado a partir de residuos industriales del acero, una tecnología desarrollada con un consorcio internacional donde también han participado las universidades de Lleida y de Barcelona y que abre la puerta a mejorar la sostenibilidad de los procesos de construcción, a la vez que reduce los costes asociados a la gestión de estos excedentes.
En este sentido, José Maria Lluís explica que el proyecto Rewastee “aporta un material único en el mercado” que puede “cambiar la manera de entender la construcción y hacerla más sostenible a corto plazo”.
Lluís remarca que el producto “reduce los costes asociados al reciclaje de los residuos de acero y ofrece soluciones de construcción sostenible y altas prestaciones”. El responsable de Desarrollo de Negocio en el Sector Construcción de Eurecat apunta que Rewastee contiene “más del 70 por ciento de materiales reciclados” que “cada vez serán más habituales en los procesos de construcción”. De hecho, según cálculos de sus creadores, durante los dos primeros años de implantación de la tecnología Rewastee se podrán reciclar más de 9.000 toneladas de residuos de acero.

Más info aquí