El CTCR a la vanguardia de la electrónica textil para el sector calzado

La microelectrónica aplicada a textiles sirve, para, por ejemplo, proveer ropa con capacidad de control de dispositivos, ofrecer protección contra rayos UV, antimanchas o incluso de secado rápido, entre otras prestaciones

_El Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja, CTCR, avanza en la investigación de un nuevo proyecto cuya innovación es la obtención y perfecta integración de componentes electrónicos en materiales textiles. Las novedades más destacadas que se conseguirán, frente a lo disponible actualmente en mercado, serán, entre otras, la posibilidad de lavar el tejido con normalidad, la no percepción a simple vista del componente integrado en la ropa o calzado y su facilidad para ser producido industrialmente, primando la simpleza de la metodología, su carácter económico y la practicidad que facilita en el posterior manejo de la tela.
Así, los textiles inteligentes se encuentran en el punto de mira del departamento de electrónica del CTCR, que analiza y estudia la posibilidad de ofrecer al usuario un producto con funcionalidades más avanzadas. La ropa y el calzado son nuestra segunda piel, cambia y evoluciona a medida que la tecnología progresa. Y en ello precisamente se centran las investigaciones: en incorporar electrónica a la indumentaria, superando las barreras tecnológicas que todavía hoy existen.
Concretamente el CTCR está progresando en este campo, posicionándose como un Centro de referencia para el impulso experimental de los e-textiles, cuyo crecimiento se prevé que sea aún mayor a corto-medio plazo. Se trata de dispositivos electrónicos clásicos, tales como hilos conductores, circuitos integrados, LEDs y baterías convencionales, pero también contempla la electrónica directa sobre las fibras textiles, por medio de transistores, diodos y células solares. Asimismo, gran parte de este proyecto se centra en la denominada microelectrónica: la aplicación de la ingeniería electrónica a componentes y circuitos de dimensiones muy pequeñas, microscópicas y hasta de nivel molecular, para producir dispositivos y equipos de tamaño reducido, pero altamente funcionales.
El definitiva, el CTCR es consciente de que la moda evoluciona y de que las empresas de calzado seguirán apostando por ofrecer al cliente final confort, elegancia y practicidad, pero también el valor añadido y ese aspecto diferenciador que otorgan los textiles inteligentes.

2014-12-17T00:00:00+00:00
Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. Para aceptar y no volver a mostrar este mensaje pulsa el botón Aceptar Ok
X
X