Las empresas agroalimentarias van a estar obligadas a contar con un Plan que vigile fuentes de contaminación intencionada.

CNTA se ha integrado recientemente en FOOD DEFENSE SOLUCIONES, un grupo de trabajo integrado por 6 empresas y entidades cuyo objetivo es aportar soluciones integrales a las empresas agroalimentarias para la implantación de las normativas que exigen la IFS, BRC y FDA para el control de contaminaciones o adulteraciones intencionadas en alimentos.
 
El Grupo de Trabajo FOOD DEFENSE SOLUCIONES formado por EULEN Seguridad, CNTA, S21Sec, Masscomm, WAF y OCA Cert tiene por objetivo dar una solución global, así como promover, crear y difundir la cultura de Food Defense en el sector alimentario.
 
Un Plan de Food Defense es un procedimiento que busca identificar, mitigar y vigilar posibles fuentes de contaminación intencionada de alimentos, así como identificar las medidas preventivas para reducir dichas adulteraciones, consiguiendo:

• Reducir los riesgos de contaminación intencionada o indebida
• Ayudar a responder de forma rápida ante situaciones de emergencia alimentaria.
• Mantener un puesto de trabajo sin riesgos para los empleados.
• Fabricar productos inocuos para los clientes.
• Proteger a las empresas y su imagen.
 
No se debe confundir Food Defense, con Seguridad Alimentaria, ya que este segundo concepto hace referencia a la identificación de los peligros físicos, químicos y biológicos no intencionados o contaminaciones accidentales que son importantes para la seguridad alimentaria. Con todo, las nuevas versiones de las normas IFS y BRC introducen en sus requisitos la elaboración y documentación de un Plan Food Defense.
 
FOOD DEFENSE SOLUCIONES se conforma, con la integración de CNTA como un grupo de trabajo que aporta su conocimiento, experiencia y soluciones para dar cumplimento a las exigencias de Food Defense, ofreciendo de una manera conjunta e integral, soluciones adaptadas a cada caso en concreto: normativa e implantación de las Normas IFS, BRC; cumplimiento de la Normativa establecida por la FDA para la exportación de productos a EEUU, mantenimiento de las certificaciones, instalación de medidas de seguridad física y lógica, control de los puntos críticos en las cadenas de producción y la certificación en IFS y BRC.
 
Para ello, el grupo cuenta con la experiencia en la implantación y certificación de IFS, BRC y en el cumplimiento de requisitos de la FDA del Centro Nacional de Tecnología Alimentaria (CNTA), la consultoría, análisis de riesgos y vulnerabilidades y los sistemas de seguridad de Eulen Seguridad, la protección en Ciberseguridad de S21sec, la tecnología y los controles de procesos productivos de Waf Estructuras Digitales, los sistemas de comunicación de Masscomm, todos ellos bajo la supervisión y asesoramiento de OCA certificación.
 
ORIGEN DEL TÉRMINO FOOD DEFENSE Y SU LLEGADA A ESPAÑA
Las inquietudes sobre la seguridad alimentaria solían concentrarse exclusivamente en la contaminación accidental, pero en los últimos años tras el atentado del 11 de septiembre de 2001 en New York, surgieron las preocupaciones por la posibilidad de introducir intencionadamente agentes biológicos, químicos o radiológicos en la cadena alimentaria y de esta manera en el consumidor final. De esta forma nació lo que se denomina FOOD DEFENSE, por la el USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos)  y posteriormente por la FDA (Administración de Fármacos y Alimentos).
En España el término FOOD DEFENSE, todavía no está interiorizado en muchas empresas y es la necesidad de cumplirlo por la normativa de IFS (IFS ha otorgado una moratoria para su cumplimiento hasta el 15 de julio de 2014, pues tenía que entrar en vigor el 16 de julio de 2013)  y BRC, lo que está obligando a muchas empresas a su implantación. En la actualidad, solo las empresas agroalimentarias que exportan a los Estados Unidos están obligadas al cumplimiento de esta norma exigida por la FDA
La investigación que conducirá a estos resultados ha recibido subvención del 7º Programa Marco de la Unión Europea (FP7/2007-2013), bajo el acuerdo de subvención no. 609203. Para más información sobre este proyecto: Raquel Giner, tel: +34 96 136 60 40 orginer@aimplas.es, o visite la web del proyecto  enwww.ecogelcronos.eu