El Centro Tecnológico CNTA y la empresa INCITA han creado SIGSAL, una empresa innovadora en el ámbito de la calidad y seguridad alimentaria, que ayudará a las empresas alimentarias a ser más competitivas y ágiles en la gestión y control de la calidad y seguridad de sus productos.

SIGSAL nace fruto de un proyecto informático y tecnológico que ayudará a las empresas alimentarias a ser más competitivas y ágiles en la gestión y control de la calidad y seguridad de sus productos. Este proyecto, que comenzó como piloto hace un año, se ha materializado en empresa, para penetrar en el sector a nivel nacional. Por ahora, SIGSAL contará con su primera implantación real en Elaborados Naturales de la Ribera, que ya participó en la experiencia piloto. Con esta nueva entidad, desde Incita y CNTA se espera dar un empujón clave en materia de innovación a la industria alimentaria, para que cuente con una herramienta sencilla y on Cloud (en la nube) que controle sus parámetros en calidad y seguridad de productos.

A partir de ahora, SIGSAL se abre al mercado nacional con la responsabilidad de ayudar en la evolución tecnológica de la industria alimentaria. En este sentido, Sergio Vela, Consejero de SIGSAL, explica que “no hay que conformarse, sino evolucionar y ofrecer más competitividad”. “Tanto el precio de un producto como la reputación de marca pasan por la calidad y la seguridad. Y por ello hay que estar muy bien armado a la hora de responder a posibles incidencias en la cadena alimentaria”, añade Vela. SIGSAL es la única herramienta tecnológica en el mercado que planifica, controla y analiza todos los procesos de calidad y seguridad alimentaria, alineados y adecuados a los parámetros de los procesos de cada empresa en su cadena alimentaria. Está respaldada por dos entidades de referencia: CNTA, cuya labor se centra en el conocimiento de las necesidades del sector

Qué es SIGSAL en 10 palabrasInnovaciónSeguridadGestión bajo control onlineTranquilidadUsabilidad en términos de su utilidad: se basaen la operativa del día a día, en el trabajo realde calidad y seguridad alimentariaAgilidad y transparencia ante problemas. Tiempos de respuesta rápidos, obtención inmediata de la información. Dato único fácil de localizar y en tiempo realMejora continuaEntorno colaborativoSatisfacción de todos los agentes (desde el consumidor final, la autoridad competente en salud pública, la gran distribución, las auditoras y certificadoras y el productor con sus proveedores)Permite el análisis de trazabilidad agroalimentario, e Incita, compañía tecnológica con la máxima de innovar en tecnología para hacerla útil y práctica.

Cómo funciona SIGSAL
Se basa en tecnología de última generación y su construcción se basa en la sencillez y necesidades reales de la industria alimentaria: el usuario podrá abarcar y controlar todo lo relacionado con calidad y seguridad alimentaria de su empresa desde una misma herramienta. Se trata de una aplicación informática única basada en tecnología on Cloud (en la nube), por lo que no hace falta instalar ningún software: conectarse a internet es el único requisito
A diferencia de otras herramientas que hay en el sector, SIGSAL está enfocada al trabajo real, diario y operativo al que se enfrenta la industria agroalimentaria para controlar la calidad y seguridad de todos sus procesos y productos. Con esta herramienta se consigue dar respuesta a problemas, grandes o pequeños, entiempo inmediato. Esto supone un gran avance y tranquilidad para la industria agroalimentaria. A través de SIGSAL, aspectos como la trazabilidad, la evolución o las tendencias de parámetros permiten adelantarse a posibles problemas y por lo tanto a que no lleguen al consumidor final. La gestión diaria de la aplicación es ágil y guía a la empresa usuaria en las tareas diarias quese deben realizar en materia de seguridad y calidad. “No da lugar al olvido o error ya que los pasos están automatizados. Esto deriva en un incremento en la confianza, la tranquilidad y la garantía de los procesos de una empresa alimentaria, valores obligatorios en este sector tanto por exigencias de la distribución como por el consumidor final”, cuenta Sergio Vela.