La cifra supera ya los 140 Millones de Euros y corresponde a proyectos de I+D+I desarrollados y justificados por los Centros en los últimos tres años. La Federación Española de Centros Tecnológicos, Fedit, reclama al Gobierno medidas para facilitar el pago de esta deuda a las Comunidades Autónomas carentes de liquidez.

La Federación Española de Centros Tecnológicos, Fedit, ha realizado una estimación de la deuda contraída por las administraciones autonómicas con estos organismos de investigación, la cual supera ya los 140 Millones de Euros, lo que supone un 10% más que la existente en 2012.
 
La no inclusión de los Centros Tecnológicos en el Plan de Pago a Proveedores impulsado por el Gobierno el año pasado, está llevando a muchos de ellos a una situación difícilmente sostenible. Por ello, Fedit viene reclamando que de forma urgente se establezcan medidas que favorezcan que las administraciones autonómicas deudoras puedan hacer frente al abono de los trabajos desarrollados y debidamente justificados desde hace ya años por los Centros.

La preocupación es máxima ya que los Centros están afrontando las consecuencias con duras decisiones, a pesar de que sus resultados estén demostrando que son capaces de mejorar los niveles de competitividad de las empresas con las que trabajan, como queda reflejado en los diferentes estudios e informes que desde la Federación venimos realizando sobre el impacto de los Centros en la economía y el empleo. El beneficio general de estos organismos en la mejora de la competitividad de las empresas españolas es una realidad que justifica gran parte de las buenas noticias para nuestra economía derivadas del incremento de la actividad exportadora de nuestro país y el crecimiento de nuestra balanza comercial.

El 30% de la I+D empresarial española se desarrolla en los Centros Tecnológicos y representan un motor de crecimiento económico que no puede ser frenado, todo lo contrario, la I+D aplicada y el desarrollo tecnológico ha de ser la apuesta para salir de la crisis a la que se enfrenta nuestro país.

Según palabras del Presidente de Fedit  “las reformas que han de abordarse para afrontar la crítica situación económica en la que nos encontramos han de estar abanderadas por una reorientación de los recursos hacia aquellos que hayan demostrado eficacia, eficiencia y rentabilidad, y en el escenario de la I+D+I española es necesario centrar las inversiones públicas en Organismos de Investigación en aquellas destinadas a la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico orientándolas hacia la transferencia del conocimiento a la empresa y que pueda dar lugar a la mejora de sus resultados económicos por ganancias en su competitividad”.