El proyecto europeo “Curtición limpia con titanio, TiLeather”, coordinado por el Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas, INESCOP, ha sido galardonado con el premio al mejor proyecto europeo 2012 de la Comunitat Valenciana en la categoría de medio ambiente por haber introducido en el mercado europeo la piel SANOTAN®, producida por la empresa valenciana INCUSA y obtenida a través de un proceso de curtición que emplea compuestos de titanio.

La curtición es el proceso mediante el cual se obtiene la piel curtida. Mediante el uso de agentes curtientes, como los compuestos de titanio, agua y otras sustancias, se consigue estabilizar la estructura de la piel y dotarla de las características que la hacen apta para el uso industrial en la fabricación de calzado y otros productos.
 
El titanio se caracteriza por ser un metal biocompatible, inerte y que evita posibles alergias y además, la curtición con titanio mejora la calidad de las aguas residuales, así como de los fangos de depuración de dichas aguas, con lo que se mejora, de forma global, el impacto ambiental del proceso de curtición.
 
 Asimismo, desde los laboratorios de INESCOP, se ha comprobado que las pieles obtenidas cumplen con los criterios ecológicos para piel exigidos por la Ecoetiqueta Europea para Calzado, y además cuentan con la calidad exigida para la fabricación de zapatos. De hecho, firmas como la española Fluchos, o las francesas Euroka y Gastón Mille, ya están fabricando y comercializando diferentes modelos de calzado con este tipo de pieles, contribuyendo así a mejorar el medio ambiente. Hasta la fecha, esta iniciativa ha permitido la fabricación de más de un millón de pares de zapatos producidos con piel curtida con titanio.
 
Empresas como la valenciana INCUSA, comprometidas con el medio ambiente y con una clara apuesta por la innovación dentro de su estrategia empresarial, hacen posible que existan proyectos como éste, innovando para encontrar alternativas de producción más sostenibles. INCUSA es la empresa líder del proyecto, en el que además participan también fabricantes de calzado de España y Francia.
Los principales beneficios medioambientales derivados de la obtención de pieles curtidas con titanio son: reducción del consumo eléctrico, reducción del consumo de gas, reducción del consumo de productos químicos, reducción del consumo de agua y reducción de la huella de carbono (emisiones de CO2).