– Se inicia un proyecto de desarrollo de concentrados de color biodegradables y medioambientalmente respetuosos, con cáscara de almendra en aplicaciones tradicionales.

Estos masterbatches o concentrados de color tendrán como resultado la implementación de nuevos masterbatches con un residuo natural como la cáscara de almendra, sobre polímeros biodegradables procesados mediante moldeo por inyección en industrias tradicionales como la del juguete y el auxiliar del mueble, extensibles a otros sectores. Ambos conceptos tienen un gran carácter innovador para el mercado, puesto que los compuestos con estas características basados en plásticos biodegradables no se encuentran en el mercado.
La reunión de inicio del proyecto, coordinado por el Centro Fedit AIJU y participado por las empresas IQAP MASTERBATCH GROUP, INJUSA y PÉREZ CERDÁ Plastics, tuvo lugar el pasado 25 de octubre en las instalaciones de AIJU, donde se establecieron las bases para alcanzar los objetivos propuestos.
Suny Martínez, coordinadora general del proyecto, indica que los resultados de este proyecto “permitirán la reutilización de residuos naturales del sector agrario, disminuyendo el impacto medioambiental del plástico así como emisiones de CO2”. Además, con la implementación de estos resultados y su extensión en el mercado “permitirá la fabricación de juguete y mobiliario más sostenible y basada en polímeros biodegradables con cáscara de almendra”.
El proyecto, financiado por el programa LIFE+, se desarrollará en 3 años.