#¿NOMBRE?

«Queremos una pieza de mano lo más compacta y liviana posible». Con este requerimiento arrancaba hace unos meses la colaboración de la empresa Norlitec con el Centro Fedit Prodintec para fabricar por métodos «no convencionales» el cabezal de una pistola para equipos de depilación por láser. ¿El resultado? «Hemos conseguido la pieza más reducida del mercado», afirma Domingo Barrio, director gerente de la sociedad, que encontró en el sistema de fabricación aditiva que tienen muy ensayado en Prodintec la solución a sus problemas.
Barrio destaca el tiempo récord en que lograron un resultado altamente satisfactorio tanto para Norlitec como para los clientes de la empresa. La fabricación aditiva permite, a partir de un archivo digital, diseñar cualquier tipo de producto con geometrías complejas y prácticamente en cualquier tipo de material. En apenas una semana, los responsables de Norlitec lograron la pieza que deseaban. «Trabajamos con centros de referencia en el sector médico, para gente con alto poder adquisitivo, y lo que buscábamos era un equipo versátil, multifuncional y multiestacional, porque otros equipos se definen sólo para una temporada», explica el gerente de la empresa. Hasta que Prodintec adquirió uno de sus últimos equipos de fabricación aditiva, en Norlitec habían optado por acudir fuera en busca de apoyos para el diseño de sus nuevos productos. «Antes algunas piezas tardaban de cuatro a cinco semanas, ahora en siete días puedes tener cualquier cosa que se te ocurra. En cualquier otro proceso eso representaría un incremento de costes», apunta Barrio.
En el centro tecnológico cuentan con una dilatada experiencia en la que está considerada como la nueva revolución industrial. Manuel Antonio García, técnico de la Fundación Prodintec, explica que la fabricación aditiva permite bajar los costes iniciales en cualquier nuevo desarrollo porque, en caso contrario, «la inversión en utillaje sería elevada». Esta tecnología permite, incluso, incorporar en bajorrelieve el nombre de la empresa en todas sus piezas. La personalización de productos es otra de las cualidades de la fabricación aditiva. «Quien la prueba repite», explican en el centro tecnológico. «Para nosotros todo son ventajas: aligeramos peso por el material empleado y optimizamos espacios, que es algo que también valoran nuestros clientes. La pieza es un tercio más pequeña», concluye el gerente de Norlitec.