– El Partido Popular incluye en su propuesta 22 que “apoyaremos decididamente a los Centros Tecnológicos” y “restableceremos los programas específicos orientados a la I+D estratégica, la cooperación entre Centros y la participación en programas europeos”. – Esta afirmación reconoce expresamente una de las principales líneas argumentales defendidas por Fedit en todos los foros de debate en los que participa.

Los programas electorales de los más importantes partidos de nuestro país de cara a las elecciones del próximo 20 de noviembre incluyen medidas relacionadas directa e indirectamente con el ámbito de la I+D+I. La Federación Española de Centros Tecnológicos considera que algunas de estas medidas reafirman la labor que lleva desarrollando durante los últimos años de cara a potenciar la labor que desarrollan los Centros Tecnológicos en la mejora de la competitividad económica de nuestro país.
De esta manera, el Partido Popular, de forma expresa, afirma que “apoyaremos decididamente a los Centros Tecnológicos, los centros de apoyo a la innovación tecnológica y los parques científicos y tecnológicos para la mejora de la competitividad de las empresas, potenciando la generación de conocimiento tecnológico, realizando actividades de I+D+I y desarrollando su aplicación. Restableceremos los programas específicos orientados a la I+D estratégica, la cooperación entre Centros y la participación en programas europeos”.
Esta alusión al restablecimiento de los programas dirigidos específicamente a los Centros Tecnológicos, que fueron retirados en la última legislatura del Gobierno socialista, reconoce expresamente una de las principales líneas argumentales defendidas por la Federación Española de Centros Tecnológicos en todos los foros de debate en los que participa.
El PSOE, por su parte, en lo que se refiere a I+D+i apuesta por “incentivar la relación de las universidades con otros centros de investigación, Centros Tecnológicos, parques científicos y tecnológicos y empresas para favorecer las actividades de cooperación como pilar de la competitividad del país”. Asimismo, aseguran que facilitarán especialmente la creación de empresas innovadoras basadas en los resultados de la investigación con el objetivo de promover la transformación del conocimiento en innovación y en nuevas oportunidades para el tejido productivo.
En el programa electoral de UPyD se plasma la necesidad de la “devolución al Estado de las competencias relacionadas con la investigación, desarrollo, innovación y transferencia tecnológica, para que España tenga un modelo común integrable en modelos europeos y evitar la fragmentación de las políticas en materia de I+D+i”. Otras de sus medidas son alcanzar un Pacto de Estado con un compromiso estable de inversión mínima en I+D+i del 2% del PIB para toda la legislatura, la creación de Agencias únicas de Financiación y Evaluación Independientes, la modificación de la composición y funciones del Consejo de Política Científica y Tecnológica, incorporando a las agencias de financiación, evaluación y seguimiento, agentes de ejecución, OPIs y la comunidad científica, así como a los agentes sociales involucrados en todo el proceso de transferencia tecnológica e innovación, la redefinición de los ejes prioritarios de la Estrategia Estatal de Innovación para modernizar el tejido industrial-empresarial, mejorar la eficiencia interna del sistema de I+D+i mediante la gestión de proyectos, y fomentar la creación de empresas privadas o mixtas con un alto contenido de I+D+i y la creación de clusters de investigación con participación de centros públicos de investigación, universidades y empresas.
Izquierda Unida propone el fomento del sector público y articulación con el sector privado de las actividades de I+D, la consolidación y crecimiento de la infraestructura de los Centros Públicos de I+D, la creación y promoción de Centros Tecnológicos Sectoriales con financiación mixta público-privada, ligados a actividades sectoriales o regionales y que sirvan de interfaz entre OPIs y empresas, la disminución gradual del sistema actual de desgravaciones fiscales en materia de I+D y la sustitución por mecanismos de apoyo a la generación de infraestructuras científicas y tecnológica e incremento de personal propio de las empresas.
CiU dedica todo un apartado a la I+D+i. En él propone impulsar los programas de apoyo a la innovación “como herramienta clara de crecimiento y competitividad” y “la racionalización de los Centros Tecnológicos con el objetivo de conseguir que continúen siendo un instrumento eficaz de competitividad al servicio del tejido productivo”, entre otras medidas.
Por último el PNV hace una apuesta decidida por la I+D+i en su programa electoral mediante el  incremento del gasto en I+D+i hasta acercarnos a las 25 regiones europeas más relevantes, que superan el 3% del PIB en inversiones y, simultáneamente, la reorientación de la I+D+i hacia una mayor aplicabilidad por nuestro tejido productivo y la aplicación de una evaluación  rigurosa de los resultados obtenidos con el fin de reorientar las políticas aplicadas y analizar la continuidad de financiaciones previas.