o El 30% de los edificios de Lorca han sufrido daños estructurales. o AIDICO colabora estrechamente con los Colegios Profesionales para dar apoyo a los profesionales del sector.

El desafortunado seísmo ocurrido el 11 de Mayo en la ciudad de Lorca y su entorno, confirma  una vez  más  el riesgo que amenaza el sureste de nuestro país. El reciente terremoto ha mostrado una capacidad destructiva superior a la correspondiente a los últimos movimientos sísmicos  acaecidos en el área de Mula en 2005. El hundimiento de un edificio por colapso de su estructura, la demolición de otros por graves daños estructurales, la extensión muy generalizada de expulsión de cerramientos, desprendimiento de cornisas, los daños considerables en  iglesias, edificios del patrimonio etc., y la  trágica pérdida de vidas humanas, constituyen una llamada a la reflexión  sobre  nuestra situación real de amenaza sísmica y la vulnerabilidad de nuestras construcciones y ciudades. Durante un periodo de tiempo largo, se ha tenido una etapa de letargo, en la que la cultura sismorresistente ha estado ausente ó escasamente aplicada, especialmente en la edificación. Las obras públicas, en general y  por su naturaleza, han sido más permeables a la evolución técnica y presentan una situación algo más favorable, en el aspecto sismorresistente.
Se ha estimado que aproximadamente un 60 % de los edificios de Lorca han sufrido daños de diferente gravedad. El 30 % ha sufrido daños estructurales de tipo moderado y entre éstos un 10 %  ha sufrido daños de carácter muy grave con colapso o demolición inmediata.
El Instituto AIDICO está colaborando con diversos colegios profesionales de la región con la finalidad de dar soporte y apoyo a los profesionales en la reconstrucción del parque de edificios.
Cabe destacar que este Instituto desde hace años desarrolla líneas de investigación y presta servicios tecnológicos en la inspección y auscultación de estructuras y obras del patrimonio con tecnología avanzada. Dispone de medios tecnológicos para la evaluación del estado de  las estructuras construidas en las zonas sísmicas. Especialmente para las obras del patrimonio se emplean medios de auscultación en el campo de la dinámica estructural experimental que permiten obtener datos para la evaluación de la respuesta sísmica de la construcción. Así se establecen las mejores recomendaciones para las intervenciones de reparación y/o refuerzo que fueren necesarias.
Por otra parte y a nivel internacional, AIDICO se está posicionando para colaborar en consorcios con otras Entidades en proyectos de intervención de preservación de centros históricos en terceros países de sismicidad media y alta.