El Instituto Tecnológico del Plástico lleva a este certamen varios proyectos de nanotecnología aplicada la automoción, el hábitat o los electrodomésticos

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) presenta el desarrollo de unos nanosensores que aplicados a los pedales de los frenos de los automóviles consiguen, a través de monitorización, optimizar la frenada, y por tanto son más seguros y evitan posibles colisiones.
Se trata del proyecto NANOCIT, en el que  AIMPLAS ha coordinado el desarrollo de diferentes productos novedosos aplicables a los sectores de la construcción, el hábitat, la automoción y el transporte, mediante el uso de nanotecnologías.
Imaginenano reúne, en el Centro de Exhibiciones de Bilbao, a cerca de dos mil participantes de áreas relacionadas con nanociencia y nanotecnología, hasta el próximo 14 de abril.
El certamen, organizado por la Fundación Phantoms, la Fundación Donostia International Physics Center (DIPC), la Universidad del País Vasco y el CIC nanoGUNE, ofrece conferencias temáticas simultáneas y una gran exposición industrial con las últimas “nanotendencias” para el futuro.
El proyecto NANOCIT incluye también en la Feria Imaginenano varios proyectos de nanotecnología como baldosas sensoriales que son capaces de encender y apagar la luz y la calefacción.
Para el sector del transporte, este proyecto ha diseñado unos nuevos paneles de aislamiento ignífugos, aplicables a los trenes, que aumentan la resistencia al fuego y, por lo tanto, la seguridad de los usuarios de este medio de transporte.
Además, el proyecto incluye el desarrollo de cuerdas y eslingas con mejores propiedades mecánicas, destinadas al sector de la construcción, que son capaces de soportar mayores cargas en el trabajo con grúas.
El proyecto NANOCIT ha durado tres años y en él han participado centros tecnológicos de Asturias (Fundación Itma), Cataluña (Leitat), País Vasco (Tekniker), Cantabria (CTC), Galicia (CTAG) y Comunidad Valenciana (AIMPLAS e ITC pertenecientes de REDIT, Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana).
Plásticos anti-rayado y plásticos que evitan las descargas electroestáticas
AIMPLAS presenta también en Imaginenano el proyecto NANOSCRATCH, que consiste en el desarrollo de un recubrimiento resistente al rayado, a un precio competitivo y respetuoso con el medio ambiente, aplicable a vehículos y electrodomésticos. Este nuevo recubrimiento soluciona el problema de la mayoría de los materiales plásticos, que en comparación con otros materiales como los cerámicos, vidrio o metales, se rayan con más facilidad, lo que limita su uso.
Además, AIMPLAS da a conocer en esta feria nuevos materiales plásticos con mejor conductividad eléctrica que los actuales y que, por tanto, podrán ser aplicados a productos que requieran un apantallamiento electromagnético (EMI) y protección frente a descargas electroestáticas (ESD). Gracias al proyecto POLYCOND se han conseguido mejorar estas propiedades, y los materiales se podrán destinar a sectores de producto como eléctrico-electrónico, equipos médicos o componentes de automoción.
Los ordenadores, aparatos de radio y televisión o equipos médicos quirúrgicos se caracterizan por ser dispositivos electrónicos que generan campos electromagnéticos y, como consecuencia, interferencias. Dichas interferencias pueden llegar a interrumpir, distorsionar o limitar el rendimiento de aquellos equipos que están en funcionamiento simultáneamente. Por este motivo, para evitar estos posibles errores, es fundamental disponer de un óptimo apantallamiento electromagnético; por ejemplo, en el caso de equipos de monitorización del sector médico.
Coche en 5 días
AIMPLAS también presenta en Imaginenano el proyecto europeo PEGASUS que va dirigido a optimizar los costes y potenciar la competitividad de las empresas del automóvil. Para cumplir estos objetivos se han desarrollado varias herramientas como un software que integra todos los servicios de la cadena de suministro para el desarrollo de componentes promoviendo el concepto “coche en 5 días”, además, se ha realizado una importante tarea de desarrollo de nuevos materiales para el pintado y la conductividad eléctrica de piezas de plástico. 
Para fomentar el uso de las nanotecnologías en la construcción y la automoción, AIMPLAS participa en Carboninspired, una red de transferencia de tecnología entre España, Portugal y el sur de Francia, creada en 2011.
Esta red de colaboración entre centros públicos y privados de I+D+i para la transferencia de conocimiento a las empresas, proporcionará guía y asesoramiento a las empresas del sudoeste europeo, especialmente a las pymes, para el desarrollo de nuevos productos y procesos basados en nanotecnologías.
Esta red cuenta con el apoyo del Programa de Cooperación Territorial INTERREG IVB SUDOE mediante su cofinanciación con fondos FEDER.