A través de la jornada ¿Y por qué no de plástico?, patrocinada por las empresas Carpats Design (CPD) y Guzmán Global

El Instituto Tecnológico del Plástico celebró ayer la jornada ¿Y por qué no de plástico?, con el objetivo de analizar la viabilidad técnica y económica de proyectos que implican sustituir materiales tradicionales como el vidrio, madera o metal por plástico.
En este encuentro, patrocinado por Carpats Design y Guzmán Global, se ha analizado la situación actual en la que los nuevos requerimientos técnicos, funcionales o de diseño junto con exigencias en la disminución de costes y tiempos de procesado, están llevando a las empresas a plantearse la innovación y el cambio hacia la utilización de nuevos materiales.
Jorge Sanjuán, director de la Oficina de CPD en Valencia, ha explicado  en la jornada algunas de las ventajas de utilizar plástico en lugar de otros materiales en el sector de la automoción, como “la reducción de costes, la disminución de peso en los vehículos y por lo tanto reducción del CO2, la minimización de los niveles de ruido y vibración y la implementación de nuevos diseños”.
En esta jornada también se han dado a conocer casos de éxito de empresas de otros sectores como envase, sector médico, construcción, mobiliario urbano y ferroviario, que han abordado estos cambios y trabajan con plástico donde antes empleaban materiales tradicionales como el vidrio, la madera o el metal.
Una de las aplicaciones novedosas que se han presentado en la jornada es una prótesis de cadera y rodilla hecha de plástico en sustitución de la cerámica y el metal. La ventaja de este producto es que el plástico es más resistente que la cerámica y a la vez evita las cargas eléctricas que pueden darse en el metal. Con ello, la prótesis es más duradera, disminuye las intervenciones y resulta más ligera.
En relación al sector ferroviario se han presentado productos de plástico para las traviesas de tren de hormigón, que amortiguan la vibración y por lo tanto, mejoran el confort de los viajeros.
En cuanto a la sustitución de la madera por plástico, la jornada ha acogido también la presentación de casos de éxito de mobiliario fabricado con plástico y serrín. Con este material, se amplían las posibilidades  del diseño industrial a la vez que se encuentra una solución a la gran cantidad de residuos que genera  la industria maderera.
Además, con el plástico-madera se disminuye el mantenimiento del mueble al no estar elaborado con materia viva, y se evita también el impacto ambiental de la deforestación.
Según Jaime García, de Guzmán Global “los nuevos requerimientos de diseño son un desafío para los materiales existentes y en este aspecto el plástico tiene amplias ventajas frente a otros materiales”
También se han presentado en la jornada tuberías de plástico para las redes de abastecimiento de agua para consumo humano que garantizan la seguridad para el consumidor. La larga vida de las tuberías de plástico frente a las de cobre implica reducciones de costes en material, mano de obra, instalación y mantenimiento, generando un ahorro considerable de recursos, evitando fugas y contribuyendo a la sostenibilidad.