– El experto estadounidense y consultor especializado en Marketing del Vino, Paul Wagner, defendió los atractivos de la zona de Olite en la jornada “Factores de éxito en la experiencia de desarrollo vitivinícola del Valle de Napa (California)” – La jornada se enmarcó dentro del Plan de Desarrollo Socioeconómico para Olite y su Zona de Influencia, desarrollado con la colaboración de AIN.

“Navarra tiene muchos recursos para fomentar el turismo en torno al mundo del vino que el Valle de Napa en California”. Así lo afirmó el experto internacional y profesor de Marketing de Vino y Ventas del Napa Valley College en la jornada “Factores de éxito en la experiencia de desarrollo vitivinícola del Valle de Napa”. El acto, que se celebró ayer en la Casa de Cultura de Olite, estuvo enmarcado dentro del Plan de Dinamización Socioeconómica para Olite y su Zona de Influencia, que está elaborando AIN por encargo del Ayuntamiento de Olite y la Fundación Futuro y Merindad.
El experto internacional expuso esta perspectiva durante la ponencia en la que se presentaron una serie de herramientas y estrategias con las que impulsar este sector apoyándose en el exitoso ejemplo del Valle de Napa (California).
Según explicó, lo primero a tener en cuenta es que el turismo en torno al vino no es enoturismo sino que es “simplemente turismo”, ya que el vino es la “salsa de los platos”, pero no el ingrediente principal, “muy pocos turistas buscan profundizar sus conocimientos en torno al vino y no quieren clases académicas en sus vacaciones”. En este sentido, hay que dar al turista una razón para visitar la región, y “hacer de la experiencia algo inolvidable”. “Navarra tiene muchos más recursos que el Valle de Napa, tiene numerosas bodegas, una historia del vino en la región, ciudades históricas, iglesias con gran valor artístico, parques naturales, arquitectura moderna y una gastronomía muy rica y valorada, y en el Valle de Napa este sector consigue generar 40.000 empleos y 600 millones de $ de beneficios anuales”
El objetivo es fomentar esos puntos fuertes, darlos a conocer y  ofrecer al turista “experiencias imborrables”. “Uno de los aspectos fundamentales es la colaboración entre agentes. El turista no entiende de vallas y fronteras, sólo quiere pasarlo bien, y que le faciliten el trabajo, por lo que es importante colaborar con la competencia y nunca criticarla: el turista no entenderá por qué estás criticando al empresario de enfrente, tan sólo pensará que esa zona es un pequeño desastre”, defendió Wagner.
Generar tráfico de turistas, genera beneficios. Por eso, otra de las claves que mostró el experto fue la implicación de todos los agentes en promover experiencias distintas y singulares. “Hay que ofrecer experiencias diferentes: el turista busca vivir bien, y calidad de vida, alejándose de su rutina cotidiana”.
Asimismo, Paul Wagner subrayó la importancia de hacer especial la experiencia del visitante con una atención entusiasta y una actitud acogedora, escuchándoles y considerándolos parte de la familia, por lo que la implicación de la comunidad en el proyecto es fundamental. Por otra parte, es crucial, según aseguró, facilitar al máximo el acceso a este turismo, editando una guía de la región, con mapas, información específica para los visitantes, referencias de las bodegas, hoteles y restaurantes; y con una página web fuerte, completa, fácil de navegar e interactiva donde se propongan, por ejemplo, itinerarios de un día, packs de 3 días perfectos, un fin de semana especial, conciertos, exposiciones…
Mesa redonda
Tras la finalización de la jornada, se celebró una mesa redonda con el objetivo de identificar propuestas y acciones para el desarrollo de la zona relacionadas con las actividades vitivinícolas y el enoturismo. En ella, participaron miembros del Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Vino de Navarra y del Consorcio de la Zona Media, así como empresarios de bodegas, cooperativas y restaurantes de la zona.
Los miembros de la mesa analizaron la actividad vitivinícola y el enoturismo de la zona de Olite, destacando las posibles oportunidades para potenciar el desarrollo económico. En ella se contrastaron las oportunidades de colaboración entre agentes y se analizaron las sinergias entre el mundo del vino y del turismo, tendencia en auge en la que ya se viene trabajando a través de la Ruta del Vino de Navarra y que interesa seguir potenciando.