– El proyecto Biopoli tiene como objetivo contribuir a la total biodegradación de las bolsas de un solo uso, incluyendo también como aspecto clave la selección de tintas ecológicas y de calidad para la impresión.

El Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen (AIDO) y el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) han puesto en marcha el proyecto Biopoli, cuyo objetivo es mejorar las propiedades de impresión sobre plásticos biodegradables para la elaboración de las bolsas de un solo uso, que suelen ir impresas con fines comerciales y publicitarios.
Durante los últimos años se han desarrollado alternativas en cuanto a los desarrollos de materiales biodegradables para estos usos, si bien es cierto que la gran dificultad a la que se enfrentan es la calidad de impresión que permiten. Precisamente, el proyecto Biopoli tiene como objetivo contribuir a la total biodegradación de las bolsas de un solo uso, incluyendo también como aspecto clave la selección de tintas ecológicas y de calidad para la impresión.
Por ese motivo, AIDO centrará sus esfuerzos en determinar las tintas a utilizar y los ensayos de impresión sobre materiales biodegradables para estudiar factores de calidad de reproducción impresa y gama colorimétrica reproducible con objeto de optimizar las condiciones de trabajo de la industria de las artes gráficas para obtener el mejor resultado de impresión sobre estos materiales.
Por su parte, AIMPLAS desarrollará los bioplásticos, que son materiales que pueden obtenerse tanto de fuentes renovables, como el almidón proveniente de cultivos de maíz y patata, como del petróleo, pero cuentan con la ventaja de que pueden ser gestionados como cualquier producto orgánico al final de su vida útil.
A través de este proyecto, las empresas de fabricación de embalaje flexible y bolsas de un solo uso, ya que podrán optimizar la tecnología de impresión, la selección de tintas y los materiales plásticos biodegradables adecuados. Con ello, se conseguirá incrementar la competitividad del sector del envase y embalaje gracias a la comercialización de productos de mayor valor añadido y calidad.
Este proyecto se enmarca en el programa del Instituto de la Pequeña y Mediana Industria de la Generalitat Valencia (IMPIVA) de cooperación en I+D entre centros tecnológicos, y está cofinanciado por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco del programa Operativo de la Comunidad Valenciana 2007-2013.