– El Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria de San Adrián ha presentado las características del Proyecto SIGSAL, que busca desarrollar una plataforma tecnológica en la que se integren todos los agentes de la cadena agroalimentaria para gestionar en tiempo real la seguridad alimentaria desde el origen de los productos alimentarios hasta la fase de consumo de los mismos.

SIGSAL es un proyecto de innovación promovido por los Gobiernos de Navarra, Aragón y La Rioja y liderado por CNTA, en el cual se va a desarrollar una innovadora plataforma tecnológica que será capaz de gestionar de forma eficaz e integral en tiempo real toda la información relativa a calidad y seguridad alimentaria de las empresas agroalimentarias. SIGSAL integrará información de los diferentes agentes implicados en la cadena agroalimentaria: proveedores, clientes, Centros Tecnológicos, Laboratorios, Administración, etc. lo que facilitará la planificación, control y supervisión de los sistemas de gestión de la seguridad alimentaria de la industria y la mejora de los tiempos de respuesta ante posibles situaciones de alerta y crisis alimentarias, entre otras ventajas.
Esta herramienta de gestión, que se plantea con un formato dinámico en constante actualización en función de los cambios de las exigencias legales en materia de seguridad alimentaria y de los requisitos específicos de cliente (estándares de calidad IFS, BRC, ISO 22000, Globalgap…), optimizará y mejorará de manera continua la seguridad alimentaria de las empresas del sector, intentando cubrir los vacíos y problemas de implantación actuales. Otro de los beneficios de la plataforma se halla en la automatización y mejora de procesos y controles relacionados con la calidad y seguridad alimentaria, que de manera generalizada se realiza en la actualidad de forma manual, y que gracias a la automatización y mejora de procesos y controles que conlleva SIGSAL mejorará la eficiencia de los procesos (coste y calidad).
SIGSAL tiene un presupuesto que asciende a 658.695 euros (de los cuales el 90 % está financiado vía fondos AGE (Administración General del Estado) y el 10% restante por CNTA), se va a desarrollar a lo largo de dos años y cuenta con la colaboración de AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) para la definición de las especificaciones del sistema SIGSAL.
SIGSAL viene a cubrir una de los puntos planteados por el Proyecto de Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, aprobado el pasado 3 de septiembre por el Consejo de Ministros, en el que se hace referencia a la necesidad de establecer un sistema de información homogéneo en seguridad alimentaria para el intercambio de datos entre los distintos actores de la cadena alimentaria.
Ventajas del sistema
Según se ha presentado en la jornada la Plataforma SIGSAL supondrá para la industria alimentaria un importante soporte científico-técnico que, avalado por la experiencia del CNTA, asegurará un sistema eficiente y eficaz para la gestión de los Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria ya que se van a informatizar los procedimientos, instrucciones y registros relacionados con la misma y se dispondrá de información inmediata mediante consultas. La funcionalidad de SIGSAL se apreciará también en los procesos de control y verificación de los sistemas gracias a un sistema de avisos y alarmas en tiempo real que mejorarán los tiempos de respuesta ante posibles situaciones de alerta y crisis alimentarias. Además la plataforma permitirá la elaboración de estadísticas y estará continuamente actualizado según las nuevas normativas, requisitos de muestreos, riesgos emergentes, etc.
Se trata en definitiva de un sistema que busca la mejora de la competitividad y productividad de las empresas agroalimentarias y la modernización del sector a través de una gestión más eficiente de los recursos dedicados a la seguridad alimentaria.
Fases del proyecto
Tras la recopilación y análisis de la información obtenida en diferentes empresas alimentarias sobre sus necesidades en materia de gestión de sus sistemas de calidad y seguridad alimentaria; y la selección de 6 empresas piloto, que actuarán como usuarias finales de SIGSAL y participarán en el diseño, desarrollo y optimización de la plataforma desarrollada, se establece un calendario de actuaciones que se alargará hasta diciembre de 2012. En una primera fase que se alargará hasta junio de 2011 se definirán las especificaciones de SIGSAL. Para ello, los técnicos de CNTA establecerán con cada una de las empresas piloto las necesidades que sus sistemas de gestión de seguridad alimentaria plantean aunque en la definición de las funcionalidades finales siempre prevalecerá el interés general del sector alimentario al que está dirigida.
El diseño y desarrollo de la plataforma está previsto que dure nueve meses y concluya en noviembre de 2011 para dar paso a la implantación escalonada de la misma en las empresas. Se ha estimado que este proceso dure hasta julio de 2012, cuando el proyecto entrará en sus últimas fases de validación del correcto funcionamiento de acuerdo a los requisitos y especificaciones definidas y de verificación de su capacidad para gestionar correctamente los sistemas de seguridad y calidad.