– Se trata de un proyecto de investigación del CTAP que pretende identificar los materiales que elabora cada empresa, analizar qué residuos generan y estudiar su posibilidad de aplicarlo a otros ámbitos.

El Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra con una nueva delegación en la provincia, en la recién inaugurada sede del PITA. Unas instalaciones abiertas a nuevas acciones para favorecer la mejora del sector. Gracias a la apertura de esta oficina podrá ampliar y generar nuevas relaciones con distintos grupos de investigación, tratando de aumentar el campo de actuación, favoreciendo las colaboraciones con entidades representativas de sectores afines y demás agentes del conocimiento como, por ejemplo, otros Centros Tecnológicos. Una nueva herramienta para aprovechar las sinergias en beneficio de la Piedra Natural.
Una sede que coordina el trabajo del Laboratorio de Resinas, puesto en marcha en 2008 por parte de CTAP en colaboración con la Universidad de Almería. Un espacio que se dedica a investigar las aplicaciones de resinas y tratamientos superficiales a la piedra natural. Surgió como respuesta ante la falta de conocimiento dentro del sector de la piedra sobre el correcto uso y aplicación de las resinas. Dentro del sector industrial, por ejemplo, se aplican resinas y tratamientos superficiales a lo materiales pétreos sin un control exhaustivo, lo que acarrea un alza en los costes de elaboración e incluso deterioros posteriores en la piedra.
Un espacio en el que cada día trabaja Ignacio Martínez, cuya labor es coordinar las investigaciones que se realizan en el laboratorio.”Utilizamos la más sofisticada maquinaria, aplicada a la caracterización de polímeros, resinas y materiales compuestos como equipos de ensayos, equipos para la caracterización reológica, además de herramientas para la caracterización química o cromatógrafos gases. Todo ellos son capaces de dar la información necesaria para una magnífica compresión del material, su interacción con la piedra natural y artificial y así poder desarrollar los más avanzados proyectos de I+D+i”, explica Martínez.
Lourdes Sánchez es la directora del departamento, cuya sede central está ubicada en Macael. Relata que “gracias al estudio pormenorizado de estas resinas, están analizando nuevas posibilidades para la reutilización y recuperación de materiales de desecho o de baja calidad. Una línea de investigación que abre las puertas a nuevos proyectos de colaboración con otros agentes del conocimiento para la consecución de materiales “eco-sostenibles”.
Hay que tener en cuenta que una fábrica, con una producción media en Macael, genera dos camiones de residuos a la semana, por lo que la reutilización de estos materiales sería de importante valor para el sector, tanto económica, como medioambientalmente.
Un ejemplo de esta iniciativa de I+D+i, es la que se está llevando a cabo con el Centro Tecnológico de la Cerámica de Andalucía, Innovarcilla, donde se ha estudiado la reutilización de un residuo de la industria cerámica, denominado “chamota”, que mezclado con resina puede obtener un material compuesto con grandes prestaciones y bonanzas por ser un producto sostenible.
En esta misma línea, cuenta Lourdes Sánchez, desde el CTAP estamos trabajando para fomentar la reutilización de residuos de lodos procedentes del corte del mármol. Para ello el laboratorio y el Centro de Estudios Mineros (CEM) han abierto líneas de investigación con 6 grupos de trabajo (universidades, centros tecnológicos, personal investigador y otras entidades) para el análisis de la posible valorización de los residuos de la piedra, en ámbitos concretos como puede ser el forestal, el agrícola y el industrial en sus distintas aplicaciones. Además ayudará a paliar uno de los contratiempos que existe actualmente en el sector; trabajar para reducir el volumen de residuos procedentes de la piedra natural.