Se basa en las tesis doctorales de Enrique Montiel Parreño, adjunto a Dirección de INESCOP y Cristina Llobell Andrés, investigadora del Departamento de Plásticos y Cauchos del Instituto

INESCOP ha desarrollado un método para controlar la fabricación de pisos de calzado basado en las tesis doctorales de Enrique Montiel Parreño, adjunto a Dirección de este Centro Tecnológico, y Cristina Llobell Andrés, investigadora del Departamento de Plásticos y Cauchos del Instituto. La necesidad industrial de obtener unos pisos de poliuretano con una mayor calidad ha sido la base de estudio para sendas tesis, ya que un 20% de los trabajos sobre problemas con los pisos, que INESCOP realiza al año, se deben a pisos de poliuretano. El método desarrollado alerta de las posibles alteraciones en la producción de poliuretanos a escala industrial, de forma que el propio operario puede subsanar los falos, incluso antes de que se forme el piso en el molde.    Como resultado de ambas investigaciones, INESCOP, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia, ha desarrollado unos sensores que emplean la técnica de microondas de baja potencia, capaz de detectar durante el proceso de producción de poliuretano cualquier alteración físico-química que pueda modificar la calidad final del producto. Estos sensores pueden aplicarse al flujo de los componentes, al molde e incluso a una prueba externa que habitualmente se analiza visualmente.    Este método, que ya se está empleando a escala industrial, da al fabricante de pisos una herramienta para controlar, en continuo, su proceso de fabricación sin necesidad de hacer ensayos destructivos de los productos finales. Además, se ha puesto de manifiesto que el uso de las microondas son validas en el Sector calzado.    Las tesis han dado lugar a dos patentes y a diferentes líneas de actuación con empresas interesadas en los resultados obtenidos mediante la implantación industrial, en sus propias instalaciones, de esta novedosa tecnología para el control de sus procesos de fabricación de poliuretano.     Los nuevos doctores se suman a los 13 con los que ya cuenta INESCOP y elevarán todavía más el nivel y la calidad de los trabajos que se realizan en este Instituto sobre el calzado, sus componentes y sus procesos de fabricación.