El objetivo de este proyecto es hacer reflexionar a los profesionales y estudiantes TIC, y a los profesionales que toman decisiones sobre el alcance de las inversiones en TIC, sobre la utilidad del uso de las TIC para reducir gastos, incrementar ingresos o ser más productivos y más competitivos

El Centro Tecnológico AIMME ha puesto en marcha una iniciativa innovadora denominada EXPERIMENTO METAL 2.0 con el objetivo de hacer reflexionar a los profesionales y estudiantes TIC, y a los profesionales que toman decisiones sobre el alcance de las inversiones en TIC, sobre la utilidad del uso de estas tecnologías para reducir gastos.     Este proyecto pretende lanzar dos mensajes. Por un lado, cómo las empresas, si no quieren perder el tren de la competitividad, no deben ser ajenas a los cambios que se están produciendo  en el entorno como consecuencia de nuevas tecnologías, como WEB 2.0, redes sociales, e-Marketing o Software libre. Además, destacan el importante papel que desempeñan los informáticos, ayudados por otros colectivos, como ingenieros industriales, telecos, físicos o matemáticos, entre otros, en este contexto.    “Las TIC son una herramienta, no un fin, pero una herramienta clave, son una condición necesaria pero no suficiente, requiere de la colaboración e implicación de las personas que la usan” resalta Santiago Bonet, Ingeniero Informático desde 1991 y responsable del Departamento TIC de AIMME.      La iniciativa EXPERIMENTO METAL 2.0 se ha puesto en marcha tras detectar algunos problemas en el colectivo de los informáticos, como el cambio que se ha producido en el modelo de atención, el cambio detectado en el modelo de colectivo y el cambio en el modelo de aprendizaje.