Investigadores de AINIA en colaboración con el Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent están desarrollando un protocolo de descontaminación in situ de mascarillas filtrantes, -principalmente tipo FFP2-, para facilitar su reutilización ante la excepcional situación de desabastecimiento. El protocolo incluye un tratamiento térmico in situ con autoclaves o estufas habituales en los centros de trabajo para facilitar su implantación rápida en hospitales, o incluso en la industria.

Más información aquí