Respirador

El dispositivo no invasivo de presión continua positiva en las vías respiratorias, casco-respirador CPAP, fue presentado el pasado 17 de abril en las instalaciones del Centro Tecnológico IDONIAL. Este dispositivo ha sido desarrollado dentro de la alianza público-privada para la lucha contra el COVID19 en Asturias. En el acto, donde se realizó una demostración del funcionamiento del mismo, intervinieron el Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, los representantes del consorcio implicados en el desarrollo del instrumento y personal médico del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que ha supervisado el proceso.

Asturias envía a Liberia y Republica Dominicana los primeros prototipos de respirador no invasivo para enfermos de COVID-19
El cosorcio público-privado de centros de I+D+i de ArcelorMittal, IDONIAL y ThyssenKrupp ha producido cuatro equipos completos, que incluyen 30 cascos y todo el material complementario para que puedan ser utilizados en los países de destino.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad, contribuye a dar visibilidad internacional a la investigación e innovación que se realiza en Asturias. Este dispositivo no invasivo que sirve para insuflar aire con presión positiva en pacientes que solo necesitan ayuda para llenar sus pulmones, ha despertado también el interés en países como Argentina, Chile y Portugal.

El modelo, cuya fabricación está realizada en gran parte en impresión 3D, ha sido desarrollado con la colaboración de una veintena de empresas y el asesoramiento del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), a través del médico de la UCI Pediátrica Alberto Medina, que ha sido el encargado de supervisar todo el proceso.

La innovación aplicada en Asturias al CPAP (iniciales en inglés de (Continuous Positive Airway Pressure), permite dar asistencia a un mayor número de enfermos y contribuye a evitar que personas afectadas por la COVID-19 pasen a una fase de mayor gravedad que requiera de intubación. El dispositivo de ventilación puede ser utilizado con un casco o con otro tipo de interfaces, como una mascarilla.

El consorcio fabrica este dispositivo de forma altruista y pretende llevar esta tecnología a países que no disponen de este tipo de recursos y donde la pandemia todavía está en las primeras fases de expansión. El dispositivo es un prototipo experimental y está pendiente de recibir la homologación por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, un trámite necesario para su uso médico en España.

Los primeros dispositivos han sido enviados con un vídeo donde el doctor Alberto Medina explica la forma correcta de colocación y su funcionamiento.

Para más información, por favor, visite la siguiente página.