El Centro Fedit Aimplas participa en un proyecto subvencionado por la Comisión Europea dentro del programa H2020 mediante el cual desarrollará nuevas vías de valorización de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos para obtener productos químicos como el bioetanol, el ácido láctico o el ácido succínico. Los productos químicos obtenidos servirán de base para la fabricación de disolventes sostenibles, adhesivos y como materia prima en la obtención de poliuretano.

Bajo las siglas PERCAL, el proyecto europeo “Chemical building blocks from versatile MSW biorefinery” se ha lanzado con una reunión en la sede de Amplas, donde han asistido los miembros del consorcio internacional creado para su desarrollo e integrado por doce organizaciones: IMECAL, AIMPLAS y CENER (España), Universidad de Agrícola de Atenas (Grecia), ATB Potsdam y Covestro (Alemania), Universidad de Gante (Bélgica), TBW Research (Austria), VISUM (Irlanda), Grupo SOFTER (Italia), Hayat Kimya (Turquía) y Exergy (Reino Unido).

El proyecto, coordinado por la empresa valenciana IMECAL, ha sido financiado por la JTI de Bioindustrias dentro del programa de investigación e innovación H2020 de la Unión Europea bajo el acuerdo No 745828. Con un presupuesto de 3,4 millones de euros y tres años de duración, los socios del proyecto PERCAL tienen como objetivo desarrollar productos químicos intermedios de gran interés industrial como el bioetanol, el ácido láctico o el ácido succínico.

La particularidad del proyecto reside en la fuente de la que se obtendrán, que es la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos, así como el elevado rendimiento y pureza que se espera obtener. Estos productos servirán de base para la fabricación de disolventes sostenibles (lactato de etilo), adhesivos termofusibles, biopolioles de poliéster para la formación de poliuretano, así como para la producción de biosurfactantes a partir de las fracciones grasas y proteicas residuales.

 

 

Más info:  www.aimplas.es