La solución tecnológica que plantea el proyecto europeo WOMEN-UP es un sistema para el tratamiento en casa, que hace uso de los juegos serios (serious games) instalados en el móvil de la mujer, con el objetivo de motivarla a cumplir con el programa de ejercicios que tiene que hacer cada día para prevenir o tratar la inconteninencia urinaria de esfuerzo. El sistema está formado por unos dispositivos inalámbricos que captan las contracciones musculares que son enviadas al móvil, una plataforma web que recoge los datos y la progresión del tratamiento y una aplicación de móvil que contiene los juegos. El proyecto desarrollado por el  Centro de Investigación en Ingeniería Biomédica (CREB), que forma parte del Centro de Innovación y Tecnología (CIT UPC), ha estado coordinado por Miguel Ángel Mañanas,  profesor del Departamento de Ingeniería de Sistemas, Automática e Informática Industrial de la UPC.

Gracias a este dispositivo se podrá prevenir y tratar la incontinencia urinaria gracias al entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico. Consiste en la aplicación de un programa de ejercicios de contracción y relajación de los músculos que forman la base de la pelvis. Si el tratamiento se sigue y se realiza correctamente, con la supervisión de un terapeuta, la tasa de curación/mejoría puede llegar al 70%. Es muy importante que la paciente sepa si está haciendo bien los ejercicios de entrenamiento, y esto se consigue mediante dispositivos y programas informáticos de biofeedback que registran y muestran la actividad muscular durante los ejercicios con los electrodos de una sonda vaginal. Sólo algunos dispositivos clínicos disponen de esta tecnología y en ningún caso se monitoriza a la vez la actividad abdominal para garantizar la correcta ejecución de los ejercicios.

La pérdida involuntaria de orina (o inconteniencia urinaria) es una enfermedad que afecta a una de cada tres mujeres de todas las edades, lo que supone más de 56 millones de personas en Europa y más de 350 millones en todo el mundo.

Primeras pruebas en Barcelona y Finlandia
Desde finales de 2016 hasta este mes de febrero, se ha realizado un ensayo técnico con 21 pacientes, 11 en la Unidad de Suelo Pélvico del Hospital Clínico y 10 del Kuopio University Hospital (Finlandia). Este estudio ha analizado el funcionamiento del primer prototipo del sistema y las participantes lo han valorado muy positivamente y han aportado sugerencias para mejorarlo antes del ensayo clínico.

Ensayo clínico con 300 voluntarias
A partir del mes de septiembre y en el marco del proyecto WOMEN-UP, un grupo de 300 mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo, leve o moderada, participarán en el ensayo clínico final de este sistema. Se tratará de un ensayo multicéntrico e internacional en el que participarán el Hospital Clínico, el Academic Medical Center de Amsterdam y el Kuopio University Hospital. El llamamiento para captar voluntarias que quieran participar ya ha comenzado a través de la página web stopui.com. En concreto se buscan 110 voluntarias en Barcelona, 110 en Ámsterdam y 80 en Finlandia. Así, se tendrá una muestra amplia y variada que permitirá tener en cuenta las valoraciones de pacientes, médicos y terapeutas de sistemas sanitarios que utilizan pautas diferentes para alcanzar un mismo objetivo: el entrenamiento continuado de los músculos del suelo pélvico.