El Centro Tecnológico AINIA, miembro de la red Fedit, está investigando la aplicación de bacteriófagos como sustitutivos de antibióticos, respondiendo así al llamamiento que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado a la comunidad científica para la búsqueda de soluciones ante la amenaza sanitaria mundial que supone la resistencia de las bacterias a los antibióticos que utilizamos en el tratamiento de algunas enfermedades.

Las bacterias generan mutaciones espontáneas que producen resistencia a los antibióticos conocidos y provocan cada vez más dificultades para seguir tratando de manera efectiva enfermedades graves como la tuberculosis o la neumonía. En este sentido, se está trabajando en una nueva línea de I+D orientada a buscar soluciones innovadoras basadas en este tipo de microrganismos.

Los bacteriófagos, también llamados fagos, son virus que infectan a las bacterias y tienen la capacidad de matar a las bacterias responsables de diversas patologías, por lo que son una alternativa para solucionar el problema de la resistencia a los antibióticos, según las mismas fuentes.

Más información en ainia.es