Por Marta Muñoz Fernández
@MartaMunozFerna

nanorisk_003_iteneLa seguridad para la salud en el ámbito laboral, en el alimentario y en el vial son campos en los que se está enfocando la investigación y el desarrollo tecnológico de diversas empresas en los últimos meses. Itene, Ainia y Cidaut son tres Centros Tecnológicos españoles pertenecientes a la red estatal Fedit que llevan a cabo proyectos respaldados por organismos de referencia internacional y que tienen un objetivo común: la prevención de riesgos para la salud de las personas.

Itene investiga riesgos laborales de los nanomateriales

Es el caso del Centro Itene, el cual se encuentra desarrollando diversos proyectos de investigación orientados a averiguar los riesgos que podrían tener las nanopartículas utilizadas en la elaboración de materiales novedosos. El proyecto NANORISK pretende determinar si las nanopartículas pueden afectar a la seguridad y salud laboral de los investigadores y al medio ambiente. Una vez evaluados los poisbles riesgos, se diseñarían los elementos de protección necesarios para la salud humana y el medio ambiente.

La Unión Europea es especialmente sensible al rápido desarrollo que está experimentando la nanotecnología, y de ahí su interés por evaluar y conocer los riesgos asociados a su uso. Itene también lidera el proyecto NanoSafePack, cuyo objetivo principal es desarrollar una guía de buenas prácticas para permitir la manipulación y el uso de nanomateriales en las industrias del envasado. Se trata de una guía dirigida a las pymes europeas a quienes proporcionará los datos científicos para minimizar y controlar la liberación de nanopartículas.

Innovación reconocida en seguridad vial

La seguridad vial es otra de las áreas que está ofreciendo interesantes resultados en materia de innovación, ayudando a la prevención o minimización de los efectos de los accidentes de tránsito en diferentes medios de transporte, principalmente por carretera. España se encuentra a la vanguardia de tecnología desarrollada en esta materia y son muchas las empresas que apuestan por la investigación generada en nuestro país. Prueba de ello es el Sistema CROSSAFE, que ha sido reconocido como  mejor producto innovador en materia de seguridad vial entre otros 47 en la Feria Intertraffic, la gran reunón mundial de las empresas internacionales relacionadas con el tráfico rodado. También se ha llevado el Premio AXA a la Innovación en la convocatoria PONLE FRENO 2014 de A3Media, y la Mención Especial a la Innovación en el Salón Internacional de la Seguridad Vial y del Equipamiento para Carreteras (TRAFIC) celebrado recientemente en IFEMA.

El producto CROSSAFE consiste someramente en  conjunto de viguetas de hormigón armado dispuesto en sentido longitudinal, y conformando un plano inclinado con una pendiente máxima del 16 %, para evitar que los vehículos que salen de la vía, impacten contra la obra de fábrica.

El sistema CROSSAFE es un producto innovador que soluciona un problema de elevada accidentalidad  en carreteras secundarias, presenta un diseño modular y adaptable a todas las configuraciones geométricas  que presente la intersección  cuneta- paso salvacunetas,  ofrece la resistencia exigida para los esfuerzos que ha de soportar este tipo de infraestructuras, facilidad de instalación, nula conservación y mantenimiento y uso de materiales económicos.

El producto ha sido probado en las instalaciones de ensayo del laboratorio de Seguridad Vial de la Fundación CIDAUT, evaluando su comportamiento con los mismos parámetros de daño que las normativas EN-1317-2 (Sistemas de contención de vehículos) y UNE-135900 (Sistemas de protección de motociclistas), asegurando de esta manera su principal característica:  conseguir mitigar las consecuencias de estos impactos que suponen el 15% de las salidas graves y mortales.

Incremento de las inspecciones a empresas exportadoras conserveras

La seguridad alimentaria es otro de los ámbitos de actuación tecnológica también para la mejora de resultados de las empresas españolas del sector agrolimentario. Representa la clave del incremento considerable que han sufrido las inspecciones de la FDA (Food and Drugs Administration) a instalaciones industriales conserveras que exportan a EEUU, a fin de verificar concretamente que los operadores de autoclaves y sistemas de procesado térmico así como de las operaciones de envasado de alimentos se encuentran bajo la supervisión de personas adecuadamente acreditadas por el Comisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos (USFDA).  Las principales zonas conserveras en España son las regiones de la zona costera norte, del valle del Ebro, Murcia y Andalucía. Sólo en conservas y semiconservas de pescados y mariscos, España se encuentra entre los principales países exportadores a nivel mundial, siendo EEUU uno de los principales países destino. El interés de las empresas conserveras españolas por exportar se muestra en los datos, con 2.603 toneladas de este tipo de conservas exportadas en 2013, valoradas en 15.621 millones de euros. El Centro Ainia se ha posicionado como uno de los principales proveedores junto con la Misissippi State University de los conocimientos necesarios para obtener la certificación necesaria para esta exportación. Fruto de sus investigaciones científicas en el sector alimentario, ofrece a las empresas exportadoras especialización en microbiología de los alimentos procesados térmicamente, limpieza en  plantas envasadoras, materiales de envasado, diseño higiénico de equipos, etc.