Gracias a este proyecto del Centro Tecnológico AIDO, una aplicación para dispositivos móviles mostrará aquellos productos disponibles en cada tienda que se adaptan a los gustos y preferencias de cada consumidor.

Con las nuevas tecnologías “ir de compras” ya no será un peregrinaje de tienda en tienda para ver qué productos son los que captan nuestra atención. En muy pocos años, estará disponible una aplicación para el móvil o tableta que enviará notificaciones al usuario con catálogos y ofertas personalizados y adecuados al gusto de cada consumidor.
 
El centro comercial que disponga de esta tecnología, tendrá pantallas interactivas que recomendarán ofertas y productos concretos que se adaptarán a los gustos de cada uno de los clientes que estén mirado en ese momento dicha pantalla. Esto es posible porque la aplicación es capaz de segmentar los contenidos de manera inteligente según la información que queda registrada en cada perfil: aquellos productos que se consultan, lo que finalmente se compra, etc.
 
En esta iniciativa, denominada COMINN, el Instituto Tecnológico AIDO participa junto a Planet Media, Alcatel-Lucent, Agile Content, la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad Carlos III de Madrid.
 
La labor de AIDO en el proyecto gira en torno al desarrollo de técnicas de análisis del comportamiento del cliente mediante Visión Artificial y el desarrollo de tecnología de probadores virtuales con Realidad Aumentada.
 
¿Cómo me queda?
En estos centros comerciales se acabarán las tediosas colas para esperar turno en el probador. La plataforma facilitará que el usuario pueda probarse virtualmente cualquier producto anunciado, por ejemplo, una camisa, un pantalón o unos zapatos. Para ello, la aplicación reconocerá el cuerpo y silueta de cada persona y le mostrará cómo le queda aquello que ha decidido probarse, empleando para ello la tecnología de realidad aumentada. El usuario también podrá cambiar de talla, color o modelo automáticamente.
 
Además, a través de este sistema se podrá pagar desde el móvil, canjear ofertas y gestionar una lista de la compra. Está previsto que el primer prototipo de esta novedosa tecnología esté disponible durante el próximo 2014 y será aplicable a toda la industria retail, que verá potenciada la manera de relacionarse con el cliente, aportándole información de valor que motivará su consumo.
El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad a través del Subprograma INNPACTO, y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).