Los Centros Tecnológicos ITC-AICE (Instituto de Tecnología Cerámica), AIDICO (Construcción) e ITENE (Embalaje) trabajan en el desarrollo de nanocápsulas inorgánicas basadas en una estructura de zeolita en cuyo interior se alojan sustancias activas, tales como bactericidas o protectores contra la corrosión.

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) coordina el proyecto NANOCONTAINERS. Junto a ITENE (Embalaje) y AIDICO (Construcción) ha trabajado para unir su experiencia y tecnología en el desarrollo de nanocápsulas en el desarrollo de este proyecto. Lo que se pretende en esta iniciativa conjunta es crear nanocápsulas inorgánicas basadas en una estructura de zeolita en cuyo interior se alojen sustancias activas que se liberen de forma progresiva y aporten propiedades anticorrosión, bactericidas y/o barrera a los materiales que las incorporan.
 
Mediante el uso de dichas nanocápsulas, se pretende aumentar la vida útil en servicio y la eficiencia de los productos que los contengan, pudiendo controlar la liberación de la sustancia activa en función de los parámetros externos. Otro de los objetivos es mejorar el estado de los materiales al reducir los procesos de degradación y pérdida de propiedades.
 
El resultado son envases activos con propiedades barrera y/o bactericida, o en el caso de la construcción y cerámica con funciones protectoras contra la corrosión, etcétera.  Concretamente, la aportación del ITC  a Nanocontainers ha consistido en el desarrollo de esmaltes cerámicos con nanocápsulas de compuestos bactericidas. Se formularon  esmaltes cerámicos con distintas proporciones de nanocoantainers con la sustancia activa incorporada. Posteriormente, los productos cerámicos fueron sometidos a procesos de monococción normales de la industria cerámica, entre 1100 y 1200 ºC.
Los ensayos de actividad antibacteriana, realizados  bajo la NORMA JIS Z 2801, mostraron una notable actividad antimicrobiana.