El Centro Fedit Gradiant lanzó junto con la empresa DNET el proyecto piloto antifalsificación TAGTUM que se presentó esta mañana a las 12 horas en Santiago en el Pazo de Raxoi y que convertirá a la ciudad compostelana en la primera del mundo en instalar esta tecnología. La presentación del proyecto coincidió con la víspera la celebración del “Día Mundial contra la Falsificación”. El evento, además de con la investigadora de Gradiant, Antía Fernández, contó con la Concejala de Economía, Comercio, Turismo y Mercado del Ayuntamiento de Santiago de Compostela, Dña. Reyes Leis y el Director General de DNET, D. Manuel Montes, que presentarán el proyecto.

¿Qué es TAGTUM?
TAGTUM permite identificar cualquier producto o rastrear su fabricante con solamente acercar un móvil al producto. ¿Cómo saber si un artículo que compramos, como por ejemplo, la ropa, no es una falsificación y que su precio se corresponde con la marca verdadera del producto? Gradiant ha desarrollado, junto con la empresa DNET, esta tecnología de identificación para los fabricantes, puntos de venta o consumidores, por medio de chips NFC en combinación con internet que permite a los usuarios:
• Verificar la autenticidad de un producto.  
• Registrar la titularidad de un producto por parte de su titular y facilitar su recuperación en caso de pérdida o robo.
• Crear un canal de comunicación permanente entre Fabricante – Punto de Venta y Consumidor Final.
• Interactuar con Redes Sociales.
• Permite la identificación de un producto en cualquier lugar del mundo, en tiempo real y tan solo con aproximar un teléfono móvil NFC.
¿Cómo funciona TAGTUM?
Esta solución comprende una aplicación Web, plataforma de la gestión de TAGTUM y una aplicación móvil, así como lectores y chips RFID/NFC de distintos formatos.
Su funcionamiento es posible mediante la incorporación de un chip TAGTUM en cada producto que se quiera gestionar y su posterior asociación al fabricante mediante la utilización de un lector NFC.
No hay dos artículos iguales por eso TAGTUM identifica cada unidad de cada artículo como un identificador único.
El usuario podrá asignarse la titularidad del mismo mediante su teléfono móvil o cualquier otro dispositivo con tecnología NFC que incorpore el software, que permita asociar al producto y al titular en la plataforma web a través de Internet.
La asociación quedará grabada en la plataforma Web a través de Internet. Desde que el usuario se asigne la titularidad del producto hasta que se transfiera, esta quedará registrada en la plataforma TAG.
Cuatro sencillos pasos
Aproxima tu móvil NFC al producto etiquetado TAGTUM,  así podrás comprobar si es un producto original y asegurarte de su procedencia
Registra tu compra e identifícate como titular, una vez registrado, el producto quedará identificado y siempre podrás demostrar la propiedad, el origen, etc.
Interactúa con las distintas redes sociales,
Para operar con TAGTUM, es preciso darse de alta en la plataforma tras haber descargado la aplicación.
Una solución para la lucha contra la piratería
Sin duda, esta tecnología constituirá toda una revolución para evitar gran parte de los delitos en contra de la propiedad industrial e intelectual. Gracias a la combinación del conocimiento y experiencia de la empresa DNET en el mundo de la seguridad y la investigación aplicada de tecnologías NFC desarrollada por Gradiant desde los comienzos del Centro, se podrá avanzar efectivamente en la lucha contra la piratería. Un problema que, cada vez, causa más pérdidas económicas. Según datos del último balance sobre “Las intervenciones del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil contra la piratería industrial e intelectual” de 2011 – publicado por el Ministerio del Interior en colaboración con el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Asociación Nacional para la Defensa de la Marca (Andema) -, se cifra en 2.348 las intervenciones realizadas y 2.101 las detenciones o imputaciones de personas por delitos contra la propiedad industrial e intelectual en el  año 2011. Asimismo, se incautaron 8,79 millones de objetos valorados  en más de 694 millones de euros.