Por: Toya Bernad
Jefa del Área de Servicios de NASERTIC (Navarra de Servicios y Tecnología)

Todos estamos de acuerdo en que vivimos en la sociedad de la información. A diario, estemos donde estemos, vayamos por donde vayamos, nos sometemos a miles de estímulos informativos en forma de imágenes , sonidos, marcas, mensajes multimedia que devoramos y desechamos inconsciente o conscientemente.

En este contexto que puede llegar a “infoxicarnos” , los medios de comunicación “tradicionales” afrontan la revolución digital de muy diversas maneras, resumidas todas ellas en esta frase del  mítico Ken Auletta, periodista del The New Yorker “  La revolución digital es casi tan perturbadora para los medios como la electricidad para la industria de las velas”.

La “revolución” lógicamente ha tenido muchísimas consecuencias que algunos grupos mediáticos y muchos profesionales han transformado en oportunidades (Medios +nuevas herramientas=Innovación). A todo ello, sumamos que los lectores, los oyentes o los telespectadores ya no son  meramente receptores , sino que gracias a la multiplicación de canales, son ahora usuarios (emisores igualmente) que experimentan con la información e interactúan con ella. Lo que está por llegar o es casi una realidad ya se resume bien en este video (una niña de un año “leyendo” una revista como si fuera un ipad).  .

Seguimos sumando y concretamente en la televisión, el futuro es TV+Internet. Según Mediascope Europe, un 46% de los españoles ve la televisión por internet, frente a un promedio del 36% en Europa. El 15% utiliza la “televisión a la carta”,  un crecimiento del 50% con respecto al año pasado. Además, uno de cada dos internautas ve contenidos audiovisuales de larga duración (películas, series…) a través de Internet y dedican 6,5 horas de media al mes a ello. Por su parte, Internet ha crecido un 121% en los últimos cinco años y se ha hecho tan popular como la televisión por primera vez en la historia. En Estados Unidos, el número de horas frente al televisor y navegando por Internet se ha equiparado, según Forrester.

Surgen nuevos formatos, nuevas ideas, nuevos programas, nuevos canales que ya “escapan” del dominio hegemónico de los medios “tradicionales”… Lo último es Beckinfield, lo que se denomina el  primer programa de televisión de participación masiva donde gente común sube contenido que ellos mismos generan construyendo una historia, un hilo narrativo sobre los sucesos paranormales que se viven en el pueblo ficticio de Beckinfield. El programa está al aire desde hace varios meses y según informa la empresa que lo ha ideado Theatrics.com ya han participado en él más de 4000 actores.

La idea de Beckinfield no es nueva, porque algo similar y además real, promovieron en 2011, Scott Free Productions y YouTube : el documental Life in a Day  con los  videos que la gente subía con el fin de mostrar las cosas que ocurren en todo el mundo en un mismo día.

En definitiva, TV+Internet y un último dato: en youtube, la mitad de los anuncios son de TV, la otra mitad específicos para Internet.. La innovación en publicidad para el próximo post…Apago…