ngela – En el último informe hecho público por la Federación, se habla de que reduce su crecimiento por segundo año consecutivo, podría decirme a qué se debe esta situación? La situación se debe a la crisis económica que venimos sufriendo desde hace varios años. Los Centros no han contraído su actividad ya que venían creciendo a cifras de dos dígitos durante los últimos años. Su crecimiento se ha reducido y anticipamos un cierre de 2010 con estancamiento de la actividad o, en todo caso, un crecimiento marginal de la misma. Lo que es interesante es observar que la reducción del crecimiento de la actividad de los Centros Tecnológicos se ha producido antes en aquella financiada con fondos públicos que en la financiada por las empresas. Esto quiere decir que, en términos generales, las administraciones han sido más restrictivas con la inversión en I+D que las propias empresas (o han tenido que abordar ajustes o políticas de gasto para la reactivación económica que les ha impedido mantener su inversión en I+D como en años anteriores).

Luis – Sería aconsejable para un centro tecnológico llevar a cabo alianzas con multinacionales del sector o, en cambio, sería perjudicial para el negocio de las empresas que forman parte del propio Centro?
Los Centros Tecnológicos son estructuras muy abiertas y por su propia esencia no pueden privilegiar, en su trato, a unas empresas frente a otras. Todas las acciones que un Centro adopte para vincularse estratégicamente, en el ámbito de la I+D, con cualquier empresa es positivo siempre y cuando no le impida satisfacer las necesidades de cualquier otra empresa que le demande sus servicios. Dicho esto, el establecimiento de alianzas estratégicas entre los Centros Tecnológicos y las empresas (sean multinacionales o no) es, posiblemente, la mejor forma de relación entre un Centro Tecnológico y una empresa. Esta situación, por la confianza que requiere entre las partes, suele alcanzarse tras varios años de relación y satisfacción mutua.
Uno puede pensar, además, que cualquier relación de un Centro con una empresa beneficia al resto ya que gracias a los ingresos generados por dicha relación el Centro puede invertir en generación de nuevo conocimiento, compra de equipamiento o contratación de talento. Se producen además “spill overs” (por mucho que se intente que la empresa original obtenga el cien por cien de los beneficios derivados de su contrato) de los que el resto de empresas se puede beneficiar.

Laura Martín – Quería consultarle qué beneficios aporta hoy en día a las empresas el formar parte de centros e instituciones tecnológicas. Gracias
Como he comentado antes, los Centros Tecnológicos no pueden privilegiar a unas empresas frente a otras (en lo que se refiere al acceso a sus instalaciones y su personal). Tan sólo en el caso de que las empresas paguen una cuota anual por el hecho de asociarse al Centro dispondrán de ciertos beneficios derivados de esa aportación (que suele ser muy simbólica). La forma en que una empresa realmente se puede beneficiar de trabajar con un Centro Tecnológico es contratando sus servicios. El Centro puede actuar de asesor en materia tecnológica y ayudar a la empresa a definir su estrategia en materia de I+D+I a partir de sus objetivos comerciales y de posicionamiento en el mercado, el estado del arte de la tecnología más relevante, la situación tecnológica de sus competidores, su conocimiento de tecnologías emergentes con potencial aplicación en esa empresa, sus capacidades de financiación y su conocimiento de los diferentes instrumentos de financiación pública existentes.
Además de ayudar a las empresas a definir y desarrollar un “road map” tecnológico alineado con sus objetivos comerciales, los Centros Tecnológicos pueden ayudarle a realizar desarrollos concretos de nuevos productos o de partes de determinados productos (nuevos materiales para sustituir los actuales, etc.) mediante la realización de proyectos de I+D bajo contrato. Además el Centro Tecnológico puede resolver problemas más sencillos y propios de empresas cuya necesidad es más a corto plazo y de menor envergadura. Resolver problemas mediante ensayos y análisis que permitan a la empresa, no sólo avalar sus propios desarrollos ante distintas normativas y regulaciones, sino explorar vías para incorporar pequeñas mejoras de las prestaciones de sus productos.

Mari Ángeles García – ¿Están las empresas tecnológicas más amparadas si comienzan su desarrollo como miembro de un centro tecnológico?
Formar parte de un Centro Tecnológico ofrece sin duda ventajas a cualquier empresa en el desarrollo de su estrategia de I+D+I. Formando parte de él se accede a información sobre el estado del arte de determinadas tecnologías y sobre las oportunidades que ofrecen tecnologías emergentes para su aplicación en nuevos productos y procesos. Adicionalmente, al formar parte de un Centro Tecnológico se dispone de un contacto estrecho con las otras empresas que forman parte del mismo con las que se pueden abordar proyectos en cooperación, no sólo en el ámbito de la I+D sino también en el ámbito de la comercialización y de la internacionalización.
El conocimiento de las capacidades existentes en otros Centros Tecnológicos también permite a las empresas que tienen una estrecha relación con uno acceder a otros que en determinadas circunstancias y proyectos pueden complementar sus capacidades para ofrecer soluciones integrales a la empresa. En cualquier caso no es necesario formar parte de un Centro Tecnológico para poder beneficiarse de sus recursos, capacidades y resultados de su actividad. Digamos que formar parte de un Centro Tecnológico (a través de cualquiera de sus mecanismos de participación) es positivo para aquellas empresas que quieren, no sólo aprovecharse de él, sino contribuir a su desarrollo con el fin de ayudarle a orientar su actividad para crear oportunidades que eventualmente serán positivas para la empresa en el futuro y no sólo a resolver los problemas puntuales a corto o medio plazo que su desarrollo tecnológico les plantea.

Miguel – Las redes sociales están presentes en muchos ámbitos actualmente ¿Qué lugar ocupan para Fedit y los centros tecnológicos? ¿Conoce algún proyecto concreto?
Las redes sociales se han posicionado como una de las principales fórmulas de comunicación cada vez más utilizadas. Según un estudio del IAB (Interactive Advertising Bureau) el 70% de los individuos son usuarios de redes sociales (en 2009 la cifra era del 51%). Dicen que las redes sociales están cambiando la manera que tenemos de navegar e interactuar en Internet, y por tanto de relacionarnos con nuestro entorno, en todos los sentidos.
Ciertamente las redes sociales están suponiendo una revolución y para Fedit ignorar una realidad como ésta sería un error. Los mercados son conversaciones y si la innovación juega un papel fundamental en ellos, las formas de comunicarla igual o más todavía. Tanto la Federación como muchos de los Centros Tecnológicos que agrupa nos hemos dado cuenta de ello y hemos comenzado a posicionarnos en el “social media”. Así, tenemos canales de comunicación abiertos en Facebook, Twitter, Linkedin, Youtube, donde pretendemos facilitar el diálogo con las personas interesadas en lo que representamos y lo más importante, escuchar lo que opinan y lo que esperan de nosotros.

Toñi Pérez – Hola Íñigo ¿Quisiera saber si los centros tecnológicos tienen relación con grupos de investigación de la universidad? Si es posible, agradecería que diera algún ejemplo.
Por supuesto que los Centros Tecnológicos tienen muchas relaciones con grupos de investigación de la Universidad. De hecho muchos trabajadores de Centros Tecnológicos son profesores universitarios y mantienen relación con sus grupos de investigación. Sin embargo desde Fedit consideramos que uno de los retos para el desarrollo futuro de los Centros Tecnológicos consiste en incrementar sustancialmente su relación con la Universidad que, a pesar de existir, debe ser mucho mayor que la actual. Creemos que para los estudiantes universitarios españoles trabajar en los Centros Tecnológicos (durante sus estudios o una vez finalizados) puede ser una extraordinaria forma de completar sus estudios mediante la experimentación y la aplicación práctica de los conocimientos que han adquirido ampliando el valor de su educación universitaria.
En concreto este año ponemos en marcha un programa para facilitar estancias de profesores universitarios en Centros Tecnológicos durante periodos desde tres meses a un año. Ya disponemos de más de veinte solicitudes de estancia de profesores en Centros (recogidas en el breve plazo de dos semanas) que enviaremos a las Universidades españolas en los próximos días. Fedit firmará convenios con aquellas Universidades a las que pertenezcan los profesores con los que los Centros Tecnológicos hayan llegado a acuerdos. Esta iniciativa cuenta con el respaldo del Ministerio de Educación y ha sido incluida en la convocatoria de los Campus de Excelencia Internacional que en breve se hará pública.

Vagamundos – Veo que la internacionalización es una vía que muchas empresas están siguiendo para superar la crisis de algún modo. Principalmente parecen hacerlo las empresas grandes ¿Tiene Fedit proyectos y líneas para la internacionalización?
Efectivamente, en Fedit entendemos que la innovación y la internacionalización están íntimamente ligadas y que son la clave de la supervivencia de las empresas sobre todo en un contexto de crisis económica como la que nos encontramos. Innovación e Internacionalización son dos ejes básicos de la competitividad de las empresas y los Centros Tecnológicos, como principales proveedores de Innovación de las empresas, no pueden ser ajenos a la Internacionalización y cada vez de forma más prioritaria, ésta forma parte de su desarrollo estratégico.
Una internacionalización que les permita exportar tecnología española y abrir puertas a la industria española en los entornos mundiales estratégicos para nuestro país. Los Centros, como aliados estratégicos de las empresas, ven en la internacionalización una importante clave del futuro.
Fedit mantiene desde hace cuatro años una sólida línea de trabajo con el Icex, a través de la cual realizamos actividades que promueven la internacionalización de nuestros Centros asociados: misiones comerciales, ferias empresariales, y en definitiva acciones que contribuyen a la difusión de la actividad de los Centros y a la consecución de los objetivos estratégicos de posicionamiento internacional de los Centros Tecnológicos y de las empresas con las que colaboran.

Bandera Blanca y Verde – ¿Cómo calificaría la situación de la I+D+i en España y en Andalucía? ¿Existen Centros Tecnológicos de referencia en la comunidad andaluza?
La primera pregunta es muy difícil de contestar en un espacio tan reducido. Desde mi punto de vista la I+D+I en España tiene diversas dificultades para alcanzar el nivel que corresponde a una economía moderna. Por un lado se encuentra la fragmentación de las políticas, recursos y por lo tanto de infraestructuras de I+D que impiden la cooperación y concentración de recursos alrededor de proyectos multisectoriales y multitecnológicos convenientemente financiados. Como consecuencia de esta fragmentación se produce cierto derroche (ya que se duplican inversiones), se financian los proyectos por debajo de lo mínimo necesario para hacerlos viables, se compite a nivel local por los recursos y por tanto no existe el estímulo de una competencia más global.
Como consecuencia los proyectos no alcanzan la dimensión necesaria para obtener resultados que lleguen al mercado con alto impacto. Esta fragmentación también se produce en el ámbito empresarial. Las empresas no alcanzan las dimensiones mínimas necesarias para que su inversión en I+D pueda realmente ser eficaz para producir ventajas competitivas globales. La fragmentación efectiva del mercado en España (y, en menor medida el Europeo) frente a otros mercados impide un rápido crecimiento de las empresas en nuestro país. Dado que la forma más eficaz de producir ventajas competitivas a partir de la I+D es mediante la inversión privada de las empresas yo diría que éste último es el principal problema de nuestro sistema de I+D+I.
A todo lo anterior yo le añadiría un sistema educativo que no educa en el esfuerzo ni enseña a buscar la aplicación práctica del conocimiento con objeto de hacer negocio y crear riqueza (clave para construir un efectivo espíritu emprendedor) .
Andalucía tiene los mismos problemas que el resto de las regiones españolas sin embargo la apuesta del Gobierno de la Comunidad Autónoma en materia de I+D+I en los últimos años ha sido muy fuerte. El problema es que la inversión realizada para crear un sinfín de infraestructuras (gracias a la generosa aplicación de Fondos Estructurales Europeos) puede verse truncada dado que éstas aún no han alcanzado el desarrollo suficiente para sobrevivir sin una alta financiación pública. Su mantenimiento no debería poner en peligro el mantenimiento de infraestructuras consolidadas que han demostrado su excelencia durante muchos años de trabajo y resultados.
Destacaría la apuesta por el desarrollo tecnológico alrededor del sector aeronáutico. En este sentido FEDIT acaba de incorporar a su red al Centro Tecnológico FADA-CATEC, que desarrolla su actividad en tecnologías relacionadas con dicho sector. Otros Centros de nuestra red en Andalucía son el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), el Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra (CTAP) y la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA) muy vinculado a la Escuela de Ingenieros Industriales de Sevilla.

Maleni – En qué sentido puede beneficiar la labor de los Centros Tecnológicos y las empresas que forman parte de los mismos a la Economía española, sobre todo ante la situación actual en la que nos encontramos?
La situación económica actual ha frenado la inversión de I+D+I en muchos sectores. El problema al que nos enfrentamos a largo plazo es que en Europa se sigue innovando y, cuando la situación en España se estabilice y nuestras empresas comiencen a invertir en innovación, se encontrarán un panorama completamente diferente, ya que su competencia en Europa se encontrará varios años por delante de ellas.
Desde Fedit entendemos que una de las claves para el futuro sería afirmar el potencial de los Centros Tecnológicos para que sean aprovechados como instrumentos útiles que son para el cambio de modelo económico.
Los Centros Tecnológicos pueden jugar un papel decisivo para articular nuevas políticas nacionales destinadas a potenciar el desarrollo tecnológico y la innovación en las empresas contribuyendo de manera efectiva a mejorar su competitividad y productividad. Para ello será necesario que las políticas nacionales entiendan el modelo sobre el que se basa la eficacia de los Centros Tecnológicos y les ofrezcan instrumentos adecuados para mantener el equilibrio que les ha permitido contribuir tan eficazmente a la actualización tecnológica de las empresas españolas.

Luz Teca – Iñigo, tiene Fedit pensado elaborar planes de investigación en Andalucía, y si es asi, en qué sectores se centraría.
Fedit desarrolla una labor de representación de sus Centros Tecnológicos asociados a nivel estatal, y en este sentido aboga por que se implanten políticas y presupuestos que de forma coordinada favorezcan la importante actividad generadora de conocimiento científico y tecnológico de estos organismos desde el propio Estado. Como comenté anteriormente, Andalucía tiene los mismos problemas que el resto de las regiones españolas en cuanto al sistema de I+D+I, si bien es cierto que ha habido una importante apuesta en este sentido por el gobierno autonómico. Los Centros Tecnológicos Fedit presentes en esta comunidad autónoma tienen actividad en diversos sectores de interés estratégico a nivel no sólo autonómico: aeronáutico, construcción, materiales, etc.

Gabriel – Hola Íñigo. ¿Cree que el apoyo que se brinda desde Fedit a las empresas es realmente percibido por el empresariado?
Desde Fedit realizamos una importante labor de divulgación de las actividades de apoyo a la competitividad que los Centros Tecnológicos realizan a las empresas y creo que en los últimos años hemos conseguido mejorar el conocimiento de éstos ante el empresariado. También los propios Centros de forma independiente invierten grandes esfuerzos en posicionarse como un elemento estratégico ante las empresas, sin embargo, considero que es mucho el trabajo que nos queda por delante. Hace falta una gran inversión de recursos económicos para mejorar la capacidad de transferencia de los resultados de las investigaciones y en estrategias de posicionamiento en las empresas, pero sobre todo en conseguir hacer llegar a los centros de investigación la demanda empresarial y a las empresas las oportunidades reales de aplicación de resultados de I+D y de sus beneficios económicos.
En el año 2008 Fedit realizó un estudio en colaboración con la Universidad Carlos III que ofrecían datos de percepción de una muestra de 300 empresas del trabajo desarrollado por los Centros Tecnológicos. Así, las empresas consideran que su relación con los Centros ha influido positivamente:
* El 57% en su cifra de negocios
* El 48% en sus beneficios empresariales
* El 38% en el número de clientes atendidos
* El 37% en la productividad
* El 30% en los costes de producción
* EL 27% en el empleo
* El 26% en las exportaciones
Por otro lado los Centros Tecnológicos se encuentran ya en disposición de poner en valor sus capacidades fuera de su entorno autonómico y atienden ya a demandas procedentes de empresas localizadas fuera de su Comunidad Autónoma. Con el objeto de potenciar esa labor de apoyo a empresas situadas fuera de los límites de su Comunidad Autónoma es necesario que el Estado contribuya mediante sus políticas al desarrollo de los Centros Tecnológicos.

Redes – ¿En qué líneas se va a centrar las próximas líneas de investigación de Fedit? ¿ la I+D+I apostará por las redes sociales? ¿las tiene en cuenta?
En cuanto a la primera parte de la pregunta he de comentarte que las líneas de futuro de investigación de Fedit son las que llevan a cabo los Centros Tecnológicos que representa, e intentar agruparlas es muy difícil ya que los Centros Fedit ofrecen soluciones de I+D+I en prácticamente todos los sectores industriales y con casi todas las tecnologías. Lo que quiero decir es que no pueden ser las mismas líneas de trabajo del sector de la automoción que del de la construcción o del del calzado, y estos son sólo tres ejemplos de sectores en los que trabajan nuestros Centros Tecnológicos. Sin embargo, sí que es cierto que existen algunas tendencias comunes en la Investigación que realizan todos ellos independientemente del sector o tecnología que apliquen como por ejemplo todo lo que tiene que ver con la sostenibilidad, con la movilidad, con las nanotecnologías, etc. Respondiendo a la segunda y tercera parte de la pregunta, como decía en mi contestación a Miguel, ningún sector ni ámbito en el que se mueven las empresas pueden ignorar una realidad imparable como la que rodea al fenómeno de las redes sociales. Más si cabe en el ámbito de la I+D+I, cuyo eje de trabajo es el valor diferencial de los productos y servicios ofrecidos a la sociedad. Para Fedit, que representa ese valor diferencial obtenido a través de la innovación que realizan los Centros Tecnológicos, sería un error no tenerlo en cuenta. No tenemos que olvidar que en la economía, en los mercados, la clave son las personas y sus emociones al respecto de los productos o servicios que ofrecen y las redes sociales están siendo el mejor ejemplo de que el reto está en saber asumirlo. Lo lógico sería pensar que las compañías que hacen I+D+I sí tienen en cuenta las tendencias de Comunicación en un aspecto tan básico de relación con su entorno; sin embargo España, como en tantas otras cuestiones, suele tardar en reaccionar aunque poco a poco cada vez son más las organizaciones que las tienen en cuenta.

Manuel – ¿Cuáles son los beneficios de formar parte de este tipo de centros?
Como mencioné al principio de este Encuentro no es necesario formar parte de un Centro Tecnológico para poder beneficiarse de los servicios que ofrecen. Los Centros Tecnológicos son entidades privadas sin ánimo de lucro que prestan servicios de I+D+I a las empresas que les contratan para ello. En este sentido sí puedo hablarte del valor que los Centros Tecnológicos aportan a las empresas con las que trabajan. Los Centros Tecnológicos desempeñan un doble papel: por un lado, generan conocimiento en su faceta de desarrollo tecnológico y, por otro, colaboran con el tejido empresarial en la aplicación de este conocimiento adecuado a sus necesidades de innovación, actuando desde la sensibilización, la difusión, la formación y la realización de proyectos de I+D+i hasta la prestación de servicios tecnológicos de alto valor añadido. Así, los Centros actúan como agentes dinamizadores poniendo a disposición de las empresas un gran volumen de recursos humanos, financieros y materiales, y actuando como sus socios estratégicos, contribuyendo a satisfacer sus necesidades de I+D+i e incrementando su oferta de productos y servicios el mercado.
Además, los Centros mejoran la eficiencia de la inversión de las empresas en Innovación, ya que presentan la ventaja de tener la capacidad de rentabilizar las actividades de I+D+i iniciadas redireccionando sinergias al logro de nuevos resultados.
 
Puede consultar el contenido del Encuentro Digital http://www.cibersur.com/encuentrosdigitales